WI US invaded Colombia

news:3C163E56.C7B6A28@my-deja.com

A recurrent them in Colombia is a US invasion in our territory, that some people would even want in order to solve our problems. However there is something that stop the US to commit troops in Colombia and is the fear of another Vietnam.

Given the way the Gulf War and the Afgan campaigns have been fought, it seems that repeating Vietnam is not longer something that the USA is afraid of.

As I actually think, for the USA it is much better to have a friendly government in Colombia protecting their oil and banana interests and controling the guerrillas and the drug trade than actually invading a 40 million inhabitants country and dealing directly with those problems.

Which leads to a possible POD. What if there is not a US friendly government in Colombia. The problem is that I cannot find a plausable way to bring a US hostile regime in Colombia. Leftist movements have always been to small with the possible exception of the massacred Patriotic Union (above 15% popular vote in their top in the middle of the 80’s) or the demovilized M-19 guerrillas (around 25% in the constitutional assembly in 1991), however they were still too far behind from traditional parties, and not too US hostile to have trigger a US invasion if they happened to have win.

BTW, any POD that had a non-masacred Patriotic Union supporting M-19 presidential candidate in 1990 in the absent of Cesar Gaviria in representation of a martirized Luis Carlos Galán (most plausible scenario to have a left regime by democratic means), I dubt will put a US hostile left regime, not even close to Hugo Chavez in Venezuela.

I also cannot see a plausible way for a US hostile regime to had reached the power by the arms.

So, without a US hostile left that will nationalize oil, legalize drugs and pretend to outcompete Chiquita, I can only think on terrorism to have triggered a US invasion.

The two main sources of terrorism against the USA would have been the leftish rebel groups or the drug barons. Even if both these groups had attacked US interests in Colombia, none of them have ever attacked US interests in the USA. I cannot see the FARC nor any other rebel group to be too dumb to have bombed the Twin Towers, nor that fanatical into their ideology.

However, giving the modus operandi of people like Pablo Escobar or Gonzalo Rodriguez Gacha, its not hard to me to imagine they doing such things. A dumb thing to do, still, but still not ASB driven.

POD: “Los Extraditables”, the group formed by drug traffickers Pablo Escobar and Gonzalo Rodríguez Gacha to fight extradition to the USA, decide to perform more bold actions when Rodríguez Gacha is killed when persecuted by the Colombian Army in 1990. In a coordinated attack, one ton of TNT is exploted from a truck infront of the US embassy and an American Airlines plane is exploted while flying from Bogotá to Miami, in May 1990.

Combined with three presidential candidates assasinated in Colombia, persistent car-bombing, the presedence of drugs as a casus belli (Panama), and the leftist rebels; president Bush launches an invasion.

However: Bush is invading a nation governed by a friendly regime, even if that regime seems unable to stop terrorism and drug trade. Also, Bush will be invading just before the scheduled presidential elections and just after the parliamentary ones, so interrupting the electoral process of a democratic country.

Most of the Colombian military is very US friendly, so is President Barco. They would not be willing to fight a US army that will help them to combat their enemies: leftist rebels and drug dealers, however they would not like either to be bypassed, nor Colombian souveranity violeted by the invaders. They will face the disjuntive of surrender the souveranity of their nation or to fight superior army they actually want to join.

Now what. What would be the strategy used for the USA to invade Colombia and control the guerrillas thread but mainly the drug related terrorism.

How would the international community react? NATO? UN? While these drug dealers are a clear and present danger to the USA, they are not a state, nor are they harbored by any state, and the USA is even invading a democratic in the midle of the presidential election which is little of a justification.

Is there any more plausable scenario that would have triggered a US invasion on Colombia between 1970 and 2000?

— Carlos Th
[E-mail: if you want to contact me by email, replace my-deja for yahoo.]

El negocio del servicio público

news:3B6EB56D.2CC6696E@my-deja.com

Tiendo a inclinarme más por la postura del alcalde Antanas Mockus que por la del gremio de transportadores de Bogotá y la razón no es sólo el resentimiento de un gremio que ha paralizado a mi ciudad sino que viene además de los argumentos que las partes: el gremio, el alcalde, los ciudadanos, etc. han expresado en estos días.

Escribo esto mientras observo a la carrera 15 bastante despejada. En parte tal vez porque hoy es día de puente, de los puentes reales y no de los lunes festivos que hemos optado por llamar puentes. Ayer fue domingo y mañana es festivo: la conmemoración de los 182 años de la batalla del Puente de Boyacá. Además celebramos hoy los 463 años de fundación de nuestra ciudad. Pero la principal razón por la cual hay pocos automóviles, camiones y busetas por la usualmente congestionada carrera 15 es por el paro de transportadores.

En Bogotá sobran buses y taxis para cubrir la demanda de transporte público. En gran medida esto se da porque en Bogotá el transporte público ha sido siempre un negocio: un buen negocio para algunos, un mal negocio para muchos, pero, al fin y al cabo, un negocio.

Los taxis han sido una solución al desempleo. No importa que no se necesiten y que, por lo tanto, la cantidad de vehículos amarillos y de personas empleadas en este negocio se canibalicen mutuamente. Ahora que hay una propuesta para que se organicen simplemente se asustan con el cambio y exigen que no les quiten sus puestos de trabajo.

Y esto es porque el esquema del negocio no está diseñado para ofrecer empleo sino para copar, con algo, los huecos del sistema de transporte. No importa si somos más los ciudadanos que en búsqueda de una calidad de vida, necesitamos un medio de transporte eficiente, el trancón permanente es necesario para que unos pocos tengan empleo.

Y todos los argumentos de los transportadores, de los taxistas principalmente, están centrados en un esquema de negocios que es hasta absurdo… y lo peor, un esquema de negocios que en últimas va a ser favorecido por la medida de la alcaldía, si es que internamente no logra autoajustarse.

Más complejo es el tema de los buses y busetas. Más complejo porque es un problema de fondo pero que en últimas está basado en un concepto de negocio para algo que debe ser un serivicio público. Y es que no hay nada de malo en obtener ganancias de un servicio público como lo haría una eficiente empresa de teléfonos, energía o agua potable: el problema es el enfoque.

Cómo el transporte público de Bogotá ha sido enfocado como un negocio, no hay ningún tipo de ingeniería de transporte para crear nuevas rutas. El recorrido promedio de una buseta es absurdamente largo y complicado pero es la forma en que puede atravezar una ciudad tan grande como Bogotá exprimiendo las rutas secundarias y aprovechando tramos de varias vías principales. Para el usuario la alternativa sería tomar varios tramos con varios transportadores y desplazarse rápido pagando tres o más pasajes o pagar un sólo pasaje para un sightsing de los trancones de Bogotá.

La así llamada guerra del centavo parte de un negocio mal estructurado, donde cada conductor tiene que conseguir al máximo número de usuarios a costa de los demás conductores y de los usuarios mismos. Una señora de edad que necesita medio minuto en desencaramarse de lo alto de un chasís de camión con carrocería de bus es un mal negocio para el conductor quien no ve inconveniente en arrancar antes de que la señora termine de bajarse. Ese medio minuto es precioso para el conductor que necesita ir a la siguiente cuadra a recoger a otro sufrido usuario.

Pero cuando les montan una competencia que está pensada como un serivicio, y aún así es rentable, la opción de estos transportadores no es la de organizarse para prestar un buen servicio sino que, enfocados en un esquema de negocios que se ve amenazado, se canibalizan mutuemente prestando un peor servicio que buscan defender a toda costa… y cuando se ven amenazados por una nueva legislación buscan paralizar la ciudad como una medida de fuerza para que las cosas sigan siendo como antes: como cuando el usuario importaba un pito.

— Carlos Th

La policía por fuera del ministerio de defensa

news:3B5DAD3A.2DDBD8AB@my-deja.com

Algunas propuestas:

La policía por fuera del ministerio de defensa.

Es de suponer que el objetivo del ministerio de defensa (antes llamado ministerio de guerra) es el de defender a la nación colombiana de un ataque, generalmente externo. Como tal bajo su cargo se encuentran las fuersas militares que son las que ejecutan esta misión.

El objetivo de la policía no es propiamente defender a la nación sino proteger a la ciudadanía como una parte del sistema de administración de justicia, aquello que en inglés llaman law enforcement.

Ahora, hay cosas en las que los papeles de un cuerpo policial y un cierpo militar se encuentran: el uso de las armas. Una milicia sin armas carece de los instrumentos para defender una nación se es atacada por un enemigo armado. Una policía sin armas carece de los instrumentos para someter a un criminal si este está armado. Pero el objetivo de las armas es diferente para cada cuerpo. Un cuerpo militar se prepara para hacer la guerra mientras que la policía se prepara para mantener el orden.

Sólo cuando “el orden” es igual a la guerra, es que ambas funciones se entremezclan… y es aquí donde toca abrir un paréntesis para ver la realidad de nuestra nación.

En Colombia el problema del bandolerismo y de la insurgencia se ha tratado como un problema militar. Gracias a nuestra tradición de guerras civiles durante el siglo XIX, las milicias se han creado, más que para combatir las amenazas extranjeras, como un instrumento para imponer una política y de esos ejércitos partidistas es que nace nuestro ejército nacional y nuestra policía.

Casi no hemos tenido conflictos externos. La misma independencia tuvo mucho de guerra civil y eso es claro con las denominaciones que se daban en la época: no era una lucha de criollos o americanos contra españoles sino de patriotas contra realistas. Alguna incursión ecuatoriana, la guerra contra el Perú a principios del siglo XX, la declaración nominal de guerra a Alemania durante la segunda guerra mundial que no se reflejó en el envío de tropas a luchar en Europa y la participación de Colombia en Corea como parte de las Naciones Unidas.

Por eso nuestas fuerzas militares han estado muy entretenidas en la problemática interna y que fácilmente los gobiernos han usado para combatir o controlar a los bandoleros, a los del partido de oposición o, más adelante, a las autodefensas de Marquetalia.

Las fuerzas militares se preparan para la guerra. Si decidimos que hay que controlar el crimen como si fuera una guerra: la guerra contra el crimen, la guerra contra el narcotráfico, etc. entonces tiene sentido que sean las fuerzas militares las que se encargan del control del crimen.

Por otro lado, si se tiene en cuenta que el crimen no es una amenaza externa a la nación, sino que el crimen es un acto privado de los ciudadanos contra los ciudadanos, entonces al crimen no se le hace la guerra sino que se le somete a la justicia. Es aquí donde interviene todo el aparato de sometimiento a la justicia: la policía y la fiscalía que investigan, la fiscalía que acusa, la policía que detiene, los jueces que juzgan, los defensores del pueblo que se encargan de evitar que los diferentes organizmos se extralimiten, las prisiones que contienen a los criminales convictos, etc.

En este aparato de sometimiento a la justicia interviene el poder judicial, sin duda, pero también el ejecutivo. En el caso colombiano actual, vemos al ejecutivo a través del ministerio de defensa como jefe de la policía, y el ministerio de justicia como el encargado de las prisiones y vemos al poder judicial en los jueces, en los fiscales y en la policía judicial (CTI: Cuerpo Técnico de Investigación) adscrita a la fiscalía.

Personalmente creo que el ordenamiento del aparato de sometimiento a al justicia es un tema bastante complejo. Me parece útil la independencia de la fiscalía frente al ejecutivo, pero preferiría ver a la policía judicial y a la policía nacional en una sola institución por fuera del ministerio de defensa.

En últimas, preferiría tener una policía más civil y menos militar, que asegure el cumplimiento de la ley tanto en el campo como en las ciudades y las cabeceras municipales. Y, desde luego, que no existan guerrillas ni paramilitares y si hay grupos terroristas y criminales que masacran y dezplazan campesinos, la policía esté en capacidad de combatirlos, no como una guerra sino como una forma de controlar el orden para el servicio de los ciudadanos.

Aún hay un camino largo para llegar a ese entonces… en la situación actual sacar al ejercito de la lucha contra la insurgencia, el paramilitarismo y el narcotráfico es algo medio utópico. Dejar de llamarlos “soldados” por “policías” y decir que ya no son parte del ministerio de defensa sino del de justicia es sólo cambiarle de nombre a la situación.

¿Opiniones?

— Carlos Th

Un estado fuerte…

news:3B5C912A.A28F5E3F@my-deja.com

Algunas propuestas:

Fortalecimiento del estado. El estado debe ser lo suficientemente fuerte para combatir las amenazas que surjan para la población. Un estado fuerte que se evidencie en, por ejemplo, una oficina de atención a desastres que pueda reaccionar ante un terremoto, rescatando a las víctimas, dando albergue decente a los damnificados mientras reconstruye la infraestructura dañada, canalizando los recursos para que la reconstrucción sea rápida, etc. Un estado fuerte que se refleje en la pronta respuesta a la injusticia, tanto la cometida por los delincuentes comunes como por los mismos funcionarios corruptos del estado.

El fortalecimiento del estado significa un fortalecimiento de las fuerzas armadas del estado, tanto de la policía como de las fuerzas militares. La policía debe garantizar a los ciudadanos la protección ante la delincuencia mientras que las fuerzas militares deben prestar a los ciudadanos protección ante amenazas externas y, en casos extremos, apoyo a la policía cuando un problema delicuencial se agrave.

El fortalecimiento del estado significa también un fortalecimiento de los organizmos de control: de la fiscalía, de la procuraduría, de la contraloría, de la defensoría del pueblo y de las cortes y juzgados. También del sistema penal. De esta forma podemos garantizarle a la ciudadanía que puede vivir a salvo de la delincuencia y de la corrupción. Garantizarles también que el estado mismo no se va a convertir en el opresor. Buscar que porque el vecino me tiene envidia no me vaya a acusar de bruja y me quemen en la hoguera sin que me hayan realizado un juicio justo.

El fortalecimiento del estado no significa un crecimiento desordenado del estado. No significa que se aumenten sin control el número de puestos que devengarán un salario público de debe salir de los bolsillos de los contribuyentes. No. El fortalecimiento del estado significa que los procesos deben hacerse más eficientes y más eficaces y que lo que sobra sobra.

El fortalecimeinto del estado no significa que sea el estado el bien último. Es el pueblo (ricos y pobres), son las personas, los individuos, el bien último. Un estado fuerte no es sinónimo de fascismo… no necesariamente. El estado tiene una función: servir, y esta es también la función de los funcionarios del estado, de los servidores públicos: servir.

Y esto lleva a que el estado deba ser transparente. Las personas no deben trabajar para el estado, sino el estado para las personas. No hay que trabajar para pagar impuestos y llenar papeles, sino para uno mismo, y los mismos funcionarios del estado no deben trabajar para el estado sino para el pueblo que legitimiza al estado.

Porque algo importante, la fortaleza del estado debe partir de su legitimación y de su legitimización por el pueblo. Cuando el estado no representa al pueblo no es fuerte, o es fuerte sólo por la fuerza física, por el temor que las armas producen. Se tienen así estados débiles como el colombiano, o caemos en el extremo de los estados absolutistas como la Alemania nazi o la Unión Soviética.

El estado debe partir del pueblo quien en elecciones libres escoge a sus gobernantes y a sus representantes, quienes se encargarán de la cosa pública (res publica >república), con la legitimidad que el pueblo les da y para servicio del pueblo todo, no como una masa sino como la reunión de todos los ciudadanos, de todas las personas, de todos y cada uno de los individuos.

Ahora bien: ¿quién señala cuáles de estos puntos son de izquierda y cuáles de derecha?

— Carlos Th

La gran conspiración, continuación

news:3B3C9E2A.43E2DE0D@my-deja.com

Ya hemos visto como la NSA está conspirando en contra de Colombia, hay sin embargo algunos detalles que vale la pena aclarar.

Las FARC no son una conspiración de la NSA. Los ideólogos de esa organización subversiva tales como Jacobo Arenas e Iván Cano han desconocido que han sido utilizados por la NSA para su propósito de vengarse de los colombianos, lo mismo que jefes militares como el Jorge Briceño (Mono Jojoy) o Romaña.

Ni Carlos Castaño ni ningún otro de los líderes de las autodefensas son agentes de la NSA, sin embargo acordémonos que Gonzalo Rodríguez Gacha síi era un agente y fue quien empezó a crear a los grupos de autodefensas del Magdalena Medio y quien en últimas reclutó a Fidel Castaño para formar las autodefensas de Córdoba y Urabá. Estas autodefensas, mentadas por la NSA a través de agentes como Jair Klein (sp?), tomaron vida propia y, aunque ninguno de sus líderes es de la NSA, si están infiltradas por la agencia y muchas de sus actuaciones obedecen a los planteamientos desestabilizadores de la NSA.

Ningún presidente colombiano, con las excepciones de Bolivar y Gaviria, han pertenecido a la NSA, sin embargo la NSA está involucrada en las más altas esferas del poder político y de las oligarquías de Colombia.

Aún no he descubierto cual de los colaboradores de SCC es de la NSA, pero basado en las anteriores investigaciones de jcordob y de la forma de actuar de la NSA, estoy casi seguro que cor…@ucs.orst.edu y Firmsteel son parte de los caracteres que la NSA ha creado para desinformarnos. ¿O es jcordob el infiltrado? Eso sí: juro que yo no soy.

Ni los rosacruci ni los templarios han sido parte de la NSA. Todo lo contrario, el carácter místico y secreto de estos grupos ha sido una forma de contrarrestar el carácter secreto de la NSA sin despertar alarma en el público. Los masones son una logia aparte, infiltrada parcialmente por la NSA, sin embargo los masones han desconocido que la NSA existe. Es así como la NSA logró colar en la logia masónica a personajes como Bolivar y Washington.

En cuanto a los grandes asesinatos políticos en Colombia y la Nueva Granada, la NSA ha estado involucrada como víctima, victimario o instigador.

Al mariscal Sucre no lo asesinaron por ser venezolano sino por ser de la NSA. Lo mató una secta neotemplaria caucana que descubrió sus vínculos sih’ounitas. A Gaitán lo mató el NSA en una conspiración más compleja de cualquiera que Paul Wolf pueda imaginarse. Recordemos que la CIA no es más que una fachada de la NSA por medio de la cual reclutaron a Roa Sierra quien se encuentra actualmente en una casa de retiro en Palm Beach bajo otro nombre. Por otro lado Galán no fue asesinado directamente por la NSA, pero si fue instigado por ellos: Rodríguez Gacha fue metiéndole la idea a Pablo Escobar que si Galán llegaba a la presidencia lo meterían en un prisión de máxima seguridad en gringolandia así que Escobar decidió atajar a Galán. Su muerte fue tan solo un acto de terrorismo contra el pueblo colombiano, pero con lo que no contaban era con que el jefe de debate de Galán, el agente de la NSA César Gaviria, iba a ser señalado como el sucesor de Luis Carlos y terminaría en la presidencia de la república.

Hay otros detalles de la historia universal donde la NSA ha estado involucrada. Recordemos que en europa muchas veces confundieron a los Sih’ounitas con los Sionistas, es por eso que cuando un asesor del Zar encontró un documento de unas reuniones de la NSA los tradujo como los Protocolos de los Sabios de Sión y en su pésima traducción y movido por sus propios prejuicios, atribuyó la gran conspiración mundial sih’ounita como una conspiración mundial judía.

Estos documentos fueron decisivos en el antisemitismo de finales del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX y que desencadenara en el holocausto judío perpetrado por Hitler y sus secuaces. No sobra aclarar que los agentes de la NSA infiltrados en el partido nacional-socialista de los trabajadores (Nazi) se encargaron de desinformar lo suficiente para que los líderes nazis siguieran creyendo que fueron los judíos y no la NSA quienes conspiraban contra la raza aria.

En parte la guerra, y principalmente la mundialización de la guerra de 1939, fue instigada por la NSA, quienes convencieron a Yamamoto de atacar a Pearl Harbour para que el agente F.D. Roostvel tuviera la excusa perfecta para meter a los EE.UU. en la guerra. Desde luego, fue la misma NSA quien convenció a Hitler de declararle la guerra a los EE.UU. una vez estos le habían declarado la guerra al Japón y así podía la NSA borrar los datos de sus actividades en Europa antes de que los judíos los descubrieran por traícionar la aliansa que llevaban desde la caída del imperio romano de occidente.

Varios presidentes de los EE.UU. han pertenecido a la NSA, comenzando por Jorge Washington y terminando con Jorge Bush padre. El actual presidente no lo es y hasta donde sé desconoce la verdad sobre su padre, quien deliberadamente perdió las elecciones de 1992 para no despertar sospechas.

— Carlos Th

La gran conspiración.

news:9hgsra$dpn9k$1@ID-83976.news.dfncis.de

Según mis últimas investigaciones exhaustivas he venido a descubrir la gran conspiración que hay en contra del pueblo colombiano. Es bastante sencilla por cierto, tan sencilla que pasa por obvia y se remonta a muchísimos años atrás pero ha sido tan bien craneada que tan sólo podemos concentrarnos en los aspectos más recientes.

Pero antes de exponer mis descubrimientos hay que hacer unas aclaraciones. La CIA no está detrás de la gran conspiración por el hecho sencillo de que la CIA no existe. La CIA no es más que la fachada de la NSA que muchos creerán que se trata de la agencia de seguridad nacional gringa pero la sigla corresponde realmente al etrusco Nacham Sih’oun Agnirk que ha sido mal traducido como Los Sabios de Sión, lo que en realidad no tiene sentido porque los etruscos no eran judíos, mucho menos Sionistas, pero tras la gran conspiración judía que se inventaron al cristianismo para poder derrotar al imperio romano, los sih’ounitas se aliaron con los judíos para resistir esa rueda suelta en que el cristianismo se había convertido.

Durante la edad media, sin embargo, los critianos dejaron de distinguir a los judíos de los sih’ounitas, mientras éstos últimos se inmiscuían en los asuntos secretos de los estados, los judíos se dedicaron a crear el sistema bancario. El papel de la NSA a lo largo de la historia se puede evidenciar en el desmembramiento del imperio carolingio, la invasión sajona a gran bretaña, la franquización de los normando, la invasión árabe al sur de Italia (la invasión mora a Iberia sí fue pura ineptitud de los visigodos), la caída de Gran Zimbawe, la invasión polinesia a Tahiti, la creación de Novogorod y la alianza entre Aztecas y Olmecas, porque créanlo o no, la NSA estaba en México desde mucho antes de que llegara Colón. Es más, fue la misma NSA quien trajo a Colón por medio de un plan muy simple el cual consistió en convencer a los romanos de la importancia capital que era conocer el verdadero sexo de los ángeles mientras otros agentes daban planos detallados de la ciudad de Bizancio a los turcos. Con esto no pretendían más que cortar el comercio por tierra entre las Indias y Europa, de tal forma que su agente especial, Cristóbal Colón, tuviera una excusa para que los reyes de España invirtieran en un supuesto viaje a las Indias. Eso de que Colón murió creyendo que había llegado a las Indias es pura paja. Colón sabía desde el principio que llegarían a América, donde los españoles servirían de idiotas útiles para el gran castigo que la NSA quería propiciarle a los Aztecas, quienes ya habían traícionado su alianza con los Olmecas.

Así que nosotros, en nuestro país, tenemos el nombre de un agente especial de la NSA. ¿Pueden creerlo?

Desde luego que la NSA se ha seguido infiltrando en las relaciones internacionales entre los distintos gobiernos. Tuvo, sin embargo un revés en las colonias españolas en América y fue la desconfianza de los neogranadinos a la propuesta bolivariana de la NSA. Es por eso que desde que tumbamos al agente Simón Bolívar y asesinamos al agente especial Sucre, nos han tenido entre ojos. Por eso es que no nos dejaron quedarnos con el ferrocarril ni el canal de Panamá… claro que hasta no estar seguros de que los panameños no seguían siendo neogranadinos no les dejaron a ellos tampoco el canal.

Por eso nos pusieron a cantar un poema larguísimo de 11 estrofas alejandrinas llenas de citas obscuras y una música que no se adapta a su ritmo y nos convencieron de que era el segundo himno nacional más bello del mundo. Y claro, nosotros nos lo creímos. Eso sí se aseguraron de que lo creyéramos el segundo y no el primero, para que nos creyéramos pero no demasiado.

Para el colmo de males nos han salvado del honor de no tener una verdadera dictadura militar durante el último siglo. ¿¡Pueden imaginarse tanta tortura!? ¡Más de un siglo gobernados por políticos! Y encima nos ensartan a Andy Rabit para terminar.

Y ahora nos tienen rodeados de agentes de la NSA. Miremos no más a Hugo Chavez a quien le crearon una campaña para la presidencia con un supuesto golpe de estado para que las masas lo vieran como aquel capaz de acabar con los políticos cuando finalmente se presentara a las elecciones y poco a poco se va afianzando a una posición donde finalmente la NSA podrá imponernos a los neogranadinos/colombianos los ideales que no pudo imponernos con el longanizo.

La gran revelación es que Montesinos no pertenece a la NSA y la NSA ha procurado a lo largo de todos estos años convencer a Montesinos de que él es realmente la menta macabra detrás de todas las conspiraciones de los Sabios de Sih’oun en esta esquina del globo.

Hay otros tres importantes agentes del NSA en nuestra historia reciente. El primero de ellos es Gonzalo Rodríguez Gacha, bueno, ese es el nombre con el que conocimos a este agente al que también llamaban El Mexicano. Resulta que El Mexicano logró integrarse en la organización delictiva de Pablo Escobar y la convirtió en una de las organizaciones criminales más sangrientas de la historia mundial. Y el hombre sigue vivo, eso de que le explotó una granada en la cara cuando el ejército lo acosaba no fue más que una movida de la NSA para que los colombianos enfocáramos nuestros esfuerzos en una lucha contra Pablo Escobar mientras el Mexicano se iba a entrenar mercenarios en Sierra Leone.

El otro gran agente de la NSA es Manuel Marulanda, alias Pedro Marín, alias Manuel Marulanda, alias Tirofijo. Es por eso que las FARC sí estuvieron involucradas en toda la campaña de desinformación de que sí y de que nó secuestraron a Mejía Campuzano. La táctica fue bastante astuta, primero convencen al pobre de Andy Rabit para que se valla con dos de sus ministros, siete alcaldes, dos directores de la policía y un par de senadores a Asunción para rogar por una copa. Desde luego que para que rogara primero la NSA logró poner unas cuantas bombas en lugares estratégicos, así haciía parecer que Colombia necesitaba la tan anhelada copa de la paz que Andy Rabit trajo a besuquear, para que luego, nos dieran la estocada final. Recordemos que la NSA nos tiene tirria porque los neogranadinos no le comieron cuento al agente Bolívar.

El otro importante agente de la NSA es Cesar Gaviria Trujillo, el único agente de la NSA que se le ha medido a la presidencia de la república y todo para tapar un pequeño error de cálculo y es que cuando convencieron a Escobar de asesinar a Galán, no contaron con que Galancito Jr. le enchutara las banderas de su padre a Gaviria, entonces jefe de debate. Gaviria ha cumplido cabalmente con su papel como agente de la NSA: aconsejó como ministro a Barco para que abriera de piernas los mercados colombianos y continuó con su política como presidente. Nombró a Ernesto Samper ministro para que la opinión pública dejara de hablar de Ernesto el hermano de Daniel y darle así el perfil presidencial que necesitaba para que los colombianos pudiéramos rematar con un presidente al que no lo dejaron gobernar seguido de un presidente que no puede gobernar. Es que estos de la NSA son crueles con nosotros los colombianos.

Hay muchos más detalles de la conspiración que nos tienen los de la NSA, pero de lo poco que hay claro es que nos tienen preparada una jugada bastante fea. Todo este proceso de paz y las metidas de pata tanto de la guerrilla como del gobierno no son más que trucos para alebrestar los ánimos. Convenzámonos de una cosa, la NSA no es fariana, tan sólo ha infiltrado las más altas esferas de las FARC para polarizar al país entre los que creen en la institucionalidad del gobierno y los que se oponen. Ya vamos a ver como al termino de cinco años veremos que las conversaciones entre las FARC y las AUC llegan a un acuerdo para tumbar al aún más impopular presidente entonces, que aún no me queda claro si será Serpa, Uribe o Sanín.

— Carlos Th

Alternativa para acabar con el flagelo del narcotrafico colombiano 1

news:3B1E8DFD.4E14CF33@my-deja.com

Imaginemos un ecenario, un tris utópico pero vale la pena analizarlo. Junto con los cultivos ilícitos en la selva y el monte, hay 100 hectáreas de coca sembradas en la sabana de Bogotá, cultivados abierta y legalmente por una empresa legalmente constituída de capital colombiano y estadinense. Este cultivo está mecanizado y debidamente fertilizado aumentando la calidad y la cantidad de producción por cada hectárea. Al lado del mismo hay una planta procesadora, cuyos insumos son adquiridos legalmente bajo los impuestos que Colombia tenga vigentes a cualquier otra agroindustria legal destinada a la exportación. Esta planta procesadora, con altos estándares higiénicos, produce cocaína de la más alta calidad, así como extrae muchas otras substancias presentes en la coca y que tienen fines medicinales… incluso hoja calada que pueda ser usada para el mambeo o sobresitos de té de coca. Esta empresa, localizada cerca del aeropuerto Eldorado y conectada por rutas pavimentadas a los puertos de Santa Marta y Buenaventura, puede poner grandes cantidades de producto en Miami o Nueva York, donde redes de distribución legales llevan la cocaína a droguerías por todos los EE.UU. donde se vende al público con mínimas restricciones. Bien. Los procesos se optimizan para ofrecer la mayor calidad de producto al menor precio posible para el consumidor final. La cantidad es, sin embargo, todavía demasiado pequeña para que los EE.UU. sea inundados de por esta droga legal. En este caso, aquellos que cultivan en la selva, procesan en cambuches en el monte, sacan el producto por lancha o avioneta, ingresan la mercancía ilegalmente a los EE.UU. en cantidades muy pequeñas para ser detectadas o pagando altos sobornos y mantienen redes de distribución llenas de intermediarios… estos contrabandistas estarán compitiendo con un producto de calidad ordinaria y precio astronómico contra el producto legal.

No es su ecenario, aquí nadie se vuelve rico ni Colombia entra en una época de prosperidad y paz, pero es una alternativa para controlar el negocio ilegal de las drogas.

Alternativa para acabar con el flagelo del narcotrafico colombiano 2

news:3B1E7B71.E7462FAF@my-deja.com

Expuse en una respuesta una alternativa para acabar con el flagelo del narcotráfico colombiano sin fumigar cultivos ni legalizar (completamente) la droga: Seguir dejando la droga ilegal como ilegal pero producir droga legal que compita con calidad y precio contra la ilegal.

Aquí hay otra: Se toman varias matas de coca, tanto de variedades selváticas como montañosas y se prueban en diferentes condiciones. La idea es desarrollar una mata que sobreviva y produzca hoja y alcaloide en abundancia en condiciones diferentes a la zona tórrida, por ejemplo en materas sembradas en el interior de casas y en la zona templada, sobreviviendo a las estaciones. Estas matas adaptadas son contrabandeadas en el interior de los EE.UU., junto con la tecnología para la extración casera del alcaloide. Se reparten varios brotes y semillas entre grupos dedicados a la distribución de la cocaína, de tal forma que estos grupos puedan producir su propio droga en los EE.UU. y no tengan que importarla de Colombia.

Finalmente, como los gringos no son bobos, terminarán creando mejores variedades de las que ofrece el trópico y al no tener que importar la droga colombiana a mayor riesgo, pueden ofrecer un producto más económico en la calle. Los precursores son incluso más baratos. Incluso, como ellos mismos hacen el procesamiento, también tendrán los subproductos como el bazuco que podrán comercializar.

Esto no soluciona el problema del consumo de drogas en los EE.UU. pero acaba con el problema del tráfico internacional de narcóticos que es la principal amenaza a las instituciones colombianas. Simplemente nos habremos librado del problema para convertirlo en un problema de los gringos.

Cuando los distribuidores gringos dejen de comprarle los cargamentos a los traficantes colombianos, estos se dedicarán a otros negocios, dejarán de comprarle la coca a los colonos y campesinos y estos últimos terminarán cultivando yuca.

Los gringos consumidores estarán felices: la droga cuesta menos. Los no consumidores se escandalizarán al principio pero al poco tiempo se acostumbrarán: con la droga más barata habrá menos crímenes relacionados con las drogas. Pronto aparecerán las bondades medicinales de la coca y habrá quienes propongan legalizarla por los efectos benéficos que trae para tolerar drogas químicas utilizadas para el tratamiento del sida y el cancer.

¿Utópico?

¿Quién en Colombia se dedica hoy a exportar mariguana a los EE.UU.?

— Carlos Th

¿Delincuencia enemiga del estado?

news:3B157D54.391FB7BB@my-deja.com

Definamos el estado como ese conjunto de organizaciones que controlan institucionalmente a un país. El estado está compuesto, así, por el gobierno, el congreso, las fuersas armadas, los organismos de control, etc.

El estado no incluye a las grandes empresas ni a la insurgencia, que aunque puedan controlar a su modo un país, no son instituciones creadas para ello (no lo controlan institucionalmente).

El otro componente de un país es el pueblo, no como antagonista del estado, ya que las personas que trabajan con el estado son parte del pueblo, sino como complemento.

El objetivo del estado debe ser garantizar que los ciudadanos, que el pueblo, puedan vivir bajo ciertas garantías. Que un ciudadano no tenga que temer que los del pueblo de al lado lo linchen, sólo por vivir en otro poblado. Que un ciudadano sepa que puede realizar un negocio, por ejemplo comprar papa, sin que lo estafen, o sin que le peguen un tiro porque al otro no le gustó la oferta. Desde esas pequeñas cosas que damos por hechas, hasta otras que deberíamos dar por hechas, como que yo pueda disfrutar de un café al lado de un parque sin que me maten con una bomba, sólo porque Menganito había matado a Fulanito y yo no conozco a ninguno de los dos.

Bien. La sociedad: el conjunto de las personas del pueblo, de los ciudadanos de un país, tiene amenazas. Una de las principales amenazas es la delincuencia, entendiendo por delincuencia los actos que individuos realizan y que afectan negativamente a la sociedad. En otras palabras, un delincuente es el que comete un delito y un delito es algo que se ha estipulado como una amenaza a la sociedad. Y la delincuencia es el conjunto de personas que cometen delitos y el conjunto de delitos cometidos.

Bajo este punto de vista, un funcionario corrupto del estado es un delincuente y la corrupción es delincuencia. También es delincuente el ratero que deja a la víctima sin plata y sin papeles y sin la cadenita que le regaló la mamá. También es delincuente el que toma un fusil, se va para el monte y se pone a matar policías y campesinos disque porque está luchando contra un estado corrupto. También es delincuente el sargento que envía sus tropas a retener civiles sin justificación disque porque está buscando insurgentes y a ejecutar, extrajudicialmente, a todo retenido que le huela a rojo.

Bien, si el objetivo del estado es garantizarle seguridad a los ciudadanos, el objetivo del estado debe ser eliminar las amenazas a la sociedad, más no, convertirse él mismo en una amenaza a la sociedad. Lo último que debe hacer el estado, y mucho menos la fuerza pública (la parte del estado destinada a controlar la delincuencia, o _law enforcement_ en inglés), es personalizar la lucha contra la delincuencia o contra ciertas manifestaciones de la delincuencia.

En otras palabras, la estado y la fuerza pública no deben considerar ciertas amenazas a la sociedad como “enemigos del estado”. Y este es un error que ha cometido el estado colombiano durante mucho tiempo.

Y es claro. Si la lucha contra la insurgencia es tomada por el estado, no como una lucha para proteger a la sociedad de una amenaza, sino como una guerra para aniquilar a un enemigo, se ha dejado a la sociedad de lado. Y así como ignoramos a la sociedad, en el afán de combatir a la insurgencia bien puede el estado convertirse en una amenaza a la sociedad.

La lucha contra la delincuencia no debe ser nunca una guerra contra los delincuentes. El papel que debe asumir el estado es el de contar con una policía que pueda vigilar y actuar como proyección del estado cuando un delito se comete, pero también debe contar con un fiscal que investigue y acuse, un procurador que se encargue de que el estado funcione bajo sus propias reglas, un defensor del pueblo que controle que el estado no se convierta en una amenaza a la sociedad, un juez que dictamine las culpas y un carcelero que se encargue de evitar que los individuos que amenacen a la sociedad lo sigan haciendo.

El estado para cumplir con su labor no debe confiarse exclusivamente de la fuersa pública sino que debe tener una presencia permanente, pero a la vez discreta, en todos los ámbitos de la sociedad. Desde el notario que atestigua por los negocios celebrados o el alcalde que decide cual vía se va a pavimentar, es estado debe garantizar a los ciudadanos su bienestar.

Si el estado es demasiado omnipresente ahoga; está así la burocracia que exige un montón de papeles sólo para que pueda abrir una tienda. Por otro lado si el estado está ausente, las amenazas a la sociedad crecen y obligan a la larga a que los individuos empiecen a tomar, sin preparación ni control, funciones que corresponden al estado garantizar.

Es así como se forman las milicias antisubersivas como reacción a un estado que no está presente, y apoyadas por una fuerza pública que, incapaz de ganar una guerra contra la delincuencia, recurre a estos grupos de vigilancia, no como una extensión de su labor de proteger, sino como una extensión de su guerra.

Las autodefensas, o paramilitares (según la versión que cada uno acoge), son el resultado de un estado que esta en parte ausente y que tan sólo se proyecta, si acaso, como una fuerza pública que ha olvidado su objetivo de proteger a la sociedad por el objetivo de ganar una guerra.

La misma insurgencia es también una causa de un estado deficiente. Un estado que se ha puesto al servicio de una oligarquía en lugar de la totalidad del pueblo. Un estado que no es capaz de controlar la corrupción de sus funcionarios. Un estado que no es capaz de garantizar a los ciudadanos unas mínimas condiciones de igualdad y dignidad, es lo que ha generado y que mantiene viva a la insurgencia.

La solución a los problemas de Colombia no consisten en luchar contra el estado, o en crear paraestados. La solución de los problemas de Colombia debe partir del estado mismo y de la responsabilidad que como ciudadanons ejercemos sobre el estado que tenemos. Bien sea que el estado se cambie o que los ciudadanos lo cambiemos, pero el objetivo debe ser claro: necesitamos un estado que esté a servicio del pueblo y de la sociedad.

No necesitamos un estado ausente.

No necesitamos un estado paralelo.

No necesitamos un estado sumido en una guerra contra una de las manifestaciones de la falta de estado.

Necesitamos un estado que nos sirva. Un estado que permita que yo pueda vivir tranquilo y progresando en mi vida personal. Un estado que me permita educar a mis hijos. Un estado que me permita reír, disfrutar de una película, llorar por mi bisabuelita que se murió de vieja, tomarme mi salario en una parranda, ahorrar para tener mi casita propia, trabajar mi tierra, comprar la papa y la yuca de la comida de mañana, enamorarme, escribir un poema, disfrutar un cielo estrellado, conocer la maravillas naturales de mi país, empaparme en un aguacero porque olvidé el paraguas o arruinarme en un juego de pocker. Pero tambien un estado que no me permita sobrepasarme. Un estado que no me permita pisotear a mis conciudadanos. Un estado que no me permita olvidarme de mi responsabilidad como miembro de una sociedad.

Necesitamos un estado que le permita al jornalero del campo obtener un pago justo por su trabajo. Que le permita al ganadero producir su carne y exportarla. Que le permita a la multinacional petrolera que pueda entregarle energía al mundo, no sin una justa contraprestación a la nación dueña de las reservas. Que permita opinar a quienes creen que ciertas personas tienen demasiados privilegios y a quienes creen que ciertas otras tienen demasiadas ayudas y a quienes creen que están en el sandwish de la clase media sin privilegios ni ayudas. Y que le permita a cualquiera protegerse de los abusos del estado.

Necesitamos en fin un estado que no le dé papaya a la guerrilla para justificar su guerra, ni le dé papaya a los paramilitares de justificar su guerra. Y que tenga la fuerza suficiente para que si la guerrilla y los paras continúan con su injustificada guerra contra la sociedad, el estado pueda combatir la amenaza en al que estos grupos delincuenciales se han convertido.

— Carlos Th

FW: Historias desde Paisolandia (que no se deberian contar)

news:93vr30$62d$1@nnrp1.deja.com

John Ladino wrote:

El Tesoro.
7:20pm Llego al Tesoro. Voy a cine con mi jefe. Quiero ver la Virgen de los Sicarios. Hoy es el último dia de la pelicula en cartelera. Parqueo donde siempre, en la puerta mas cercana, aunque muchos prefieren dar toda la vuelta y parquear en el primer sotano, abajo y mas cerca de los locales. Pero por costumbre siempre parqueo en la misma parte. Salimos de los sotanos y Mauricio me dice que recuerde la zona donde esta parqueado el carro: por las escaleras cercanas a una tienda Carlos Nieto.

7:25 pm . No tengo plata y mi jefe tampoco. La película empieza a las 7:40. Tenemos que apurarnos y buscar un cajero. Hay un goofy en el cajero que no sabe usarlo. Tenemos que esperar a que desista y se vaya. Sacamos la plata. Pasamos por el puente sobre la quebrada. Mauricio, mi jefe, me hace notar lo bonito de los arboles, iluminados con luces de colores. Yo le digo que si no lo había notado antes.

7:30pm. Paso por la plaza que da acceso a la zona de comidas. Veo el reloj. Como quiero llenarme de palomitas, perro caliente y gasesosa, porque me muero de hambre, le digo a Mauricio que apure el paso para tener tiempo de comprar la boleta y la comida. El me muestra una parejita muy bonita que habla sentada en la fuente. Luego vemos a un tipo rarísimo, alto y flaco que viene en sentido cercano. Nos reimos.

7:35pm. Algo le decía a Mauricio. No me acuerdo que era. Oigo un ruido horrible. Algo me sacude. Pierdo el equilibrio. No quiero pensar que algo malo está pasando. Quiero seguir la conversacion que tenía. Quiero dominar mis pasos. Se me scapa un grito pero no oigo mi voz. Siento que algo se me cae encima. El techo se sacude y siento que caen vidrios. Creo que es un terremoto y entro en un local, me quedo debajo de la puerta, como he oido tantas veces que hay que hacer. Pero me doy cuenta de que no es un terremoto. Hay humo por todas partes. Busco a Mauricio y no lo veo. Salvese quien pueda. No pienso mas. Me dejo llevar. Salgo del local y empiezo a correr. Tower Records tiene todos los vidrios rotos. Que es esto ? Que pasa ? Que tengo que hacer ?

Llego corriendo al otro lado del centro comercial. Allí no ha pasado nada. Todo mundo parece seguir en su rutina. Veo a algunos viendo vitrinas (pensando luego en esto me doy cuenta que no era así, obviamente, sólo que mi cerebro quería hacerme pensar que todo seguía normal, como un mecanismo de defensa). Me siento a salvo y me devuelvo sobre mis pasos. Creo que me he asustado más de lo debido. La curiosidad me domina. Quiero saber que está pasando. Alguien me llama. No veo quien es hasta que Mauricio se pone a mi lado. Quiere prender un cigarrillo y en medio de semejante alboroto me parece el colmo que quiera fumar. Tiembla y no puede hacer que el encendedor funcione. Qué esta pensando, huevón ? le pregunto… esta muerto del susto. Veo humo por doquier. Quiero ver que había ocurrido. Le digo que nos acerquemos. Un guardia sale de entre el humo, por el corredor donde un minuto antes estaba yo caminando tranquilo. Se rie con nerviosismo mientras trata de prender el radio-teléfono y mira a la señora que lo agarra por la camisa, angustiosa por saber que pasa. Veo la lujosa tienda de Sony, los televisores de pantalla plana en el suelo. Una niña tiene un hueco en la cabeza. Alguien le limpia la sangre mientras ella se sostiene el pelo. Sale más humo y empiezo a sentir el olor de la polvora. Alguien grita algo: hay más en el baño ! Estampida !! ya no pienso nada. Instintivamente me devuelvo de nuevo y echo a correr. Arrollan a un niño. Nadie (ni yo) pienso en ayudarlo. Cada quien está por su cuenta y uno no piensa nada más en esas situaciones. Quiero irme. Llego a una zona que creo segura y me doy cuenta de que es un baño. Me da panico. Mauricio sigue a mi lado, aterrado, con cara de espanto. Un señor lleva a su niña de la mano y le dice que se calme. Alguien se sienta a llorar y se soba la pierna. Dónde esta mi carro ? me quiero ir. Estoy al lado de un acceso al parqueo.. veo la tienda de Carlos Nieto ! Bajo sin pensarlo. Mauricio me dice que no, que es por otro lado. Lo agarro del brazo y lo hago bajar. Las escaleras eléctricas funcionan, pienso. Me parece raro porque al otro lado, a menos de 50m, todo es caos.
Ya para entonces sabía que todo habia pasado en los parqueaderos. De reojo, en el primer momento, ví que subía humo por una escalera. Pensaba que mi carro iba a estar destrozado. Pero no, está bien. Cuando quiero abrir la puerta, me doy cuenta de que estoy temblando. Me subo y le quito el seguro a la puerta del pasajero pero Mauricio no puede abrir y me grita. No sé como puedo manejar. Increible: una familia entera se está bajando de un carro. Acaban de parquear y no se han dado cuenta de nada. Se rien. No lo puedo creer. Pienso por instinto que salir de ahí va a ser difícil pero el camino esta relativamente libre. Luego un campero grandísimo, repleto de niños me sale de la nada. Casi se me va encima. Cuando salgo del sotano veo gente herida que suben a los carros, todos corren. Hay humo. Todos los carros salen al mismo tiempo, pero no hay trancón, por fortuna. No hay guardia en la caseta de salida y me quedo ahi, como tonto, esperando que alguien me reciba la ficha que me dieron cuando entré. Mauricio me la quita y la lanza por la ventana, mientras me grita que qué importa la maldita ficha. Me voy. Oigo las sirenas. Le pido a Maurico un cigarrillo. Me alejo lo mas que puedo. Pongo el radio en AM pero solo oigo a Pacheco hablando de no sé que maldita corroda de toros. Todavía no se que paso. Mauricio se pone a llorar. Yo le digo que fresco huevón, que ya pasó todo, que estamos bien… Huele a polvora y todo esta lleno de humo a 20 cuadras a la redonda. Mauricio quiere ir a su casa. El apartamento de Mauricio tiene una vista muy bonita, hacia la loma del Tesoro, y se ve el centro comercial con su torre amarilla. Cuando entramos huele a humo, que se coló por la ventana de la cocina. Al ver por el balcón, no está el Tesoro familiar, brillante y llamativo, si no uno horrible, oscuro y echando humo. Me de mucha rabia. Quiero llorar pero no puedo. Que impotente me siento. Nada en el radio. No se todavia que habia pasado exactamente. Malditos hijueputas ! grito. Volaron el Tesoro ! grita Mauricio, con la voz cortada. Me paso las manos por todo el cuerpo, buscando un rasguño, una esquirla… nada. Dios, gracias, digo en voz alta.

Después de una hora oigo las noticias. Me doy cuenta de lo cerca que había estado de que algo realmente malo me pasara. Cinco segundos antes y la bomba me hubiera explotado en los pies. El piso, literalmente, se me habría movido, hundido. La bomba había explotado a mis espaldas, 20m atrás.

El Tesoro le hacia honor a su nombre. Era el símbolo de que Medellín había pasado a mejores epocas y que el negro pasado había quedado lejos. Era uno de mis sitios favoritos y el de casi todos en esta ciudad. Lo volaron unos infelices bastardos, a la hora más concurrida. Se merecen la peor de las suertes en esta vida y la otra. Ojalá se pudran en la carcel y luego en el infierno.

Esa noche en la madrugada me desperte pensando si todo esto habia pasado o no. Me acordé de la parejita en la fuente, justo debajo del sitio donde explotó la dinamita y del tipo raro de pelo rojo y azul que iba en la direccion opuesta, directo a la trampa. No sé que les pasó. Ojalá estén bien.

Iba a ver la Virgen de los Sicarios, pero la verdad es que uno no necesita ver una película para ver y vivir la triste realidad de este pobre y desdichado país. Como siempre, la realidad supera a la ficción. Y pensar que hacía poco más de una semana andaba lejos en NY y ahora el país me saluda, me dice: Bienvenido ! y me hace ver la triste realidad que uno no puede dejar atrás, ni olvidar.

NO HAY DERECHO. NO HAY NINGUNA RAZON.

— Carlos Th
================================O=O=====
Chlewey Thompin http://www.geocities.com/Paris/Rue/9028
————————————————————

Sent via Deja.com http://www.deja.com/