FW: Historias desde Paisolandia (que no se deberian contar)

news:93vr30$62d$1@nnrp1.deja.com

John Ladino wrote:

El Tesoro.
7:20pm Llego al Tesoro. Voy a cine con mi jefe. Quiero ver la Virgen de los Sicarios. Hoy es el último dia de la pelicula en cartelera. Parqueo donde siempre, en la puerta mas cercana, aunque muchos prefieren dar toda la vuelta y parquear en el primer sotano, abajo y mas cerca de los locales. Pero por costumbre siempre parqueo en la misma parte. Salimos de los sotanos y Mauricio me dice que recuerde la zona donde esta parqueado el carro: por las escaleras cercanas a una tienda Carlos Nieto.

7:25 pm . No tengo plata y mi jefe tampoco. La película empieza a las 7:40. Tenemos que apurarnos y buscar un cajero. Hay un goofy en el cajero que no sabe usarlo. Tenemos que esperar a que desista y se vaya. Sacamos la plata. Pasamos por el puente sobre la quebrada. Mauricio, mi jefe, me hace notar lo bonito de los arboles, iluminados con luces de colores. Yo le digo que si no lo había notado antes.

7:30pm. Paso por la plaza que da acceso a la zona de comidas. Veo el reloj. Como quiero llenarme de palomitas, perro caliente y gasesosa, porque me muero de hambre, le digo a Mauricio que apure el paso para tener tiempo de comprar la boleta y la comida. El me muestra una parejita muy bonita que habla sentada en la fuente. Luego vemos a un tipo rarísimo, alto y flaco que viene en sentido cercano. Nos reimos.

7:35pm. Algo le decía a Mauricio. No me acuerdo que era. Oigo un ruido horrible. Algo me sacude. Pierdo el equilibrio. No quiero pensar que algo malo está pasando. Quiero seguir la conversacion que tenía. Quiero dominar mis pasos. Se me scapa un grito pero no oigo mi voz. Siento que algo se me cae encima. El techo se sacude y siento que caen vidrios. Creo que es un terremoto y entro en un local, me quedo debajo de la puerta, como he oido tantas veces que hay que hacer. Pero me doy cuenta de que no es un terremoto. Hay humo por todas partes. Busco a Mauricio y no lo veo. Salvese quien pueda. No pienso mas. Me dejo llevar. Salgo del local y empiezo a correr. Tower Records tiene todos los vidrios rotos. Que es esto ? Que pasa ? Que tengo que hacer ?

Llego corriendo al otro lado del centro comercial. Allí no ha pasado nada. Todo mundo parece seguir en su rutina. Veo a algunos viendo vitrinas (pensando luego en esto me doy cuenta que no era así, obviamente, sólo que mi cerebro quería hacerme pensar que todo seguía normal, como un mecanismo de defensa). Me siento a salvo y me devuelvo sobre mis pasos. Creo que me he asustado más de lo debido. La curiosidad me domina. Quiero saber que está pasando. Alguien me llama. No veo quien es hasta que Mauricio se pone a mi lado. Quiere prender un cigarrillo y en medio de semejante alboroto me parece el colmo que quiera fumar. Tiembla y no puede hacer que el encendedor funcione. Qué esta pensando, huevón ? le pregunto… esta muerto del susto. Veo humo por doquier. Quiero ver que había ocurrido. Le digo que nos acerquemos. Un guardia sale de entre el humo, por el corredor donde un minuto antes estaba yo caminando tranquilo. Se rie con nerviosismo mientras trata de prender el radio-teléfono y mira a la señora que lo agarra por la camisa, angustiosa por saber que pasa. Veo la lujosa tienda de Sony, los televisores de pantalla plana en el suelo. Una niña tiene un hueco en la cabeza. Alguien le limpia la sangre mientras ella se sostiene el pelo. Sale más humo y empiezo a sentir el olor de la polvora. Alguien grita algo: hay más en el baño ! Estampida !! ya no pienso nada. Instintivamente me devuelvo de nuevo y echo a correr. Arrollan a un niño. Nadie (ni yo) pienso en ayudarlo. Cada quien está por su cuenta y uno no piensa nada más en esas situaciones. Quiero irme. Llego a una zona que creo segura y me doy cuenta de que es un baño. Me da panico. Mauricio sigue a mi lado, aterrado, con cara de espanto. Un señor lleva a su niña de la mano y le dice que se calme. Alguien se sienta a llorar y se soba la pierna. Dónde esta mi carro ? me quiero ir. Estoy al lado de un acceso al parqueo.. veo la tienda de Carlos Nieto ! Bajo sin pensarlo. Mauricio me dice que no, que es por otro lado. Lo agarro del brazo y lo hago bajar. Las escaleras eléctricas funcionan, pienso. Me parece raro porque al otro lado, a menos de 50m, todo es caos.
Ya para entonces sabía que todo habia pasado en los parqueaderos. De reojo, en el primer momento, ví que subía humo por una escalera. Pensaba que mi carro iba a estar destrozado. Pero no, está bien. Cuando quiero abrir la puerta, me doy cuenta de que estoy temblando. Me subo y le quito el seguro a la puerta del pasajero pero Mauricio no puede abrir y me grita. No sé como puedo manejar. Increible: una familia entera se está bajando de un carro. Acaban de parquear y no se han dado cuenta de nada. Se rien. No lo puedo creer. Pienso por instinto que salir de ahí va a ser difícil pero el camino esta relativamente libre. Luego un campero grandísimo, repleto de niños me sale de la nada. Casi se me va encima. Cuando salgo del sotano veo gente herida que suben a los carros, todos corren. Hay humo. Todos los carros salen al mismo tiempo, pero no hay trancón, por fortuna. No hay guardia en la caseta de salida y me quedo ahi, como tonto, esperando que alguien me reciba la ficha que me dieron cuando entré. Mauricio me la quita y la lanza por la ventana, mientras me grita que qué importa la maldita ficha. Me voy. Oigo las sirenas. Le pido a Maurico un cigarrillo. Me alejo lo mas que puedo. Pongo el radio en AM pero solo oigo a Pacheco hablando de no sé que maldita corroda de toros. Todavía no se que paso. Mauricio se pone a llorar. Yo le digo que fresco huevón, que ya pasó todo, que estamos bien… Huele a polvora y todo esta lleno de humo a 20 cuadras a la redonda. Mauricio quiere ir a su casa. El apartamento de Mauricio tiene una vista muy bonita, hacia la loma del Tesoro, y se ve el centro comercial con su torre amarilla. Cuando entramos huele a humo, que se coló por la ventana de la cocina. Al ver por el balcón, no está el Tesoro familiar, brillante y llamativo, si no uno horrible, oscuro y echando humo. Me de mucha rabia. Quiero llorar pero no puedo. Que impotente me siento. Nada en el radio. No se todavia que habia pasado exactamente. Malditos hijueputas ! grito. Volaron el Tesoro ! grita Mauricio, con la voz cortada. Me paso las manos por todo el cuerpo, buscando un rasguño, una esquirla… nada. Dios, gracias, digo en voz alta.

Después de una hora oigo las noticias. Me doy cuenta de lo cerca que había estado de que algo realmente malo me pasara. Cinco segundos antes y la bomba me hubiera explotado en los pies. El piso, literalmente, se me habría movido, hundido. La bomba había explotado a mis espaldas, 20m atrás.

El Tesoro le hacia honor a su nombre. Era el símbolo de que Medellín había pasado a mejores epocas y que el negro pasado había quedado lejos. Era uno de mis sitios favoritos y el de casi todos en esta ciudad. Lo volaron unos infelices bastardos, a la hora más concurrida. Se merecen la peor de las suertes en esta vida y la otra. Ojalá se pudran en la carcel y luego en el infierno.

Esa noche en la madrugada me desperte pensando si todo esto habia pasado o no. Me acordé de la parejita en la fuente, justo debajo del sitio donde explotó la dinamita y del tipo raro de pelo rojo y azul que iba en la direccion opuesta, directo a la trampa. No sé que les pasó. Ojalá estén bien.

Iba a ver la Virgen de los Sicarios, pero la verdad es que uno no necesita ver una película para ver y vivir la triste realidad de este pobre y desdichado país. Como siempre, la realidad supera a la ficción. Y pensar que hacía poco más de una semana andaba lejos en NY y ahora el país me saluda, me dice: Bienvenido ! y me hace ver la triste realidad que uno no puede dejar atrás, ni olvidar.

NO HAY DERECHO. NO HAY NINGUNA RAZON.

— Carlos Th
================================O=O=====
Chlewey Thompin http://www.geocities.com/Paris/Rue/9028
————————————————————

Sent via Deja.com http://www.deja.com/

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook