Placeres culposos y vicios sociales

Lo confieso: no fumo, no bebo, pero soy un adicto a Facebook.

Llevo más de doce años metido en Internet y a lo largo de todo este tiempo he pasado por distintos vicios. En algún momento me encarreté con las listas de correo y con Usenet. El último par de años se los he dedicado a la Wikipedia. Durante este tiempo Internet y sus servicios han sido una forma de contactar personas con las que comparto algún tipo de interés común, no todos plenamente compartidos por las personas de carne y hueso con las que me relaciono en la vida diaria. Para una persona de personalidad introvertida como yo, al mismo tiempo que me aislaba de ciertas personas, me permitían desarrollar una actividad social que nunca hubiera alcanzado por medios tradicionales. Continue reading