Tiramisú gratis

[Tiramisú] Vuelve y suena el asunto de la penalización del aborto.  Hace varios años la Corte Constitucional en una sentencia determinó que en tres casos excepcionales: en caso de violación o inseminación no consentida, en caso de deformidad en el feto no compatible con la vida y en el caso en que la vida de la madre corra peligro.

Este aborto despenalizado debería realizarse dentro de los primeros tres meses de gestación.  Un término en el que más o menos se considera que el desarrollo neuronal del embrión/feto no se ha desarrollado lo suficiente para ser realmente considerado como un ser que siente e interactúa con su entorno. Continue reading

Alternativa para acabar con el flagelo del narcotrafico colombiano 1

news:3B1E8DFD.4E14CF33@my-deja.com

Imaginemos un ecenario, un tris utópico pero vale la pena analizarlo. Junto con los cultivos ilícitos en la selva y el monte, hay 100 hectáreas de coca sembradas en la sabana de Bogotá, cultivados abierta y legalmente por una empresa legalmente constituída de capital colombiano y estadinense. Este cultivo está mecanizado y debidamente fertilizado aumentando la calidad y la cantidad de producción por cada hectárea. Al lado del mismo hay una planta procesadora, cuyos insumos son adquiridos legalmente bajo los impuestos que Colombia tenga vigentes a cualquier otra agroindustria legal destinada a la exportación. Esta planta procesadora, con altos estándares higiénicos, produce cocaína de la más alta calidad, así como extrae muchas otras substancias presentes en la coca y que tienen fines medicinales… incluso hoja calada que pueda ser usada para el mambeo o sobresitos de té de coca. Esta empresa, localizada cerca del aeropuerto Eldorado y conectada por rutas pavimentadas a los puertos de Santa Marta y Buenaventura, puede poner grandes cantidades de producto en Miami o Nueva York, donde redes de distribución legales llevan la cocaína a droguerías por todos los EE.UU. donde se vende al público con mínimas restricciones. Bien. Los procesos se optimizan para ofrecer la mayor calidad de producto al menor precio posible para el consumidor final. La cantidad es, sin embargo, todavía demasiado pequeña para que los EE.UU. sea inundados de por esta droga legal. En este caso, aquellos que cultivan en la selva, procesan en cambuches en el monte, sacan el producto por lancha o avioneta, ingresan la mercancía ilegalmente a los EE.UU. en cantidades muy pequeñas para ser detectadas o pagando altos sobornos y mantienen redes de distribución llenas de intermediarios… estos contrabandistas estarán compitiendo con un producto de calidad ordinaria y precio astronómico contra el producto legal.

No es su ecenario, aquí nadie se vuelve rico ni Colombia entra en una época de prosperidad y paz, pero es una alternativa para controlar el negocio ilegal de las drogas.

Alternativa para acabar con el flagelo del narcotrafico colombiano 2

news:3B1E7B71.E7462FAF@my-deja.com

Expuse en una respuesta una alternativa para acabar con el flagelo del narcotráfico colombiano sin fumigar cultivos ni legalizar (completamente) la droga: Seguir dejando la droga ilegal como ilegal pero producir droga legal que compita con calidad y precio contra la ilegal.

Aquí hay otra: Se toman varias matas de coca, tanto de variedades selváticas como montañosas y se prueban en diferentes condiciones. La idea es desarrollar una mata que sobreviva y produzca hoja y alcaloide en abundancia en condiciones diferentes a la zona tórrida, por ejemplo en materas sembradas en el interior de casas y en la zona templada, sobreviviendo a las estaciones. Estas matas adaptadas son contrabandeadas en el interior de los EE.UU., junto con la tecnología para la extración casera del alcaloide. Se reparten varios brotes y semillas entre grupos dedicados a la distribución de la cocaína, de tal forma que estos grupos puedan producir su propio droga en los EE.UU. y no tengan que importarla de Colombia.

Finalmente, como los gringos no son bobos, terminarán creando mejores variedades de las que ofrece el trópico y al no tener que importar la droga colombiana a mayor riesgo, pueden ofrecer un producto más económico en la calle. Los precursores son incluso más baratos. Incluso, como ellos mismos hacen el procesamiento, también tendrán los subproductos como el bazuco que podrán comercializar.

Esto no soluciona el problema del consumo de drogas en los EE.UU. pero acaba con el problema del tráfico internacional de narcóticos que es la principal amenaza a las instituciones colombianas. Simplemente nos habremos librado del problema para convertirlo en un problema de los gringos.

Cuando los distribuidores gringos dejen de comprarle los cargamentos a los traficantes colombianos, estos se dedicarán a otros negocios, dejarán de comprarle la coca a los colonos y campesinos y estos últimos terminarán cultivando yuca.

Los gringos consumidores estarán felices: la droga cuesta menos. Los no consumidores se escandalizarán al principio pero al poco tiempo se acostumbrarán: con la droga más barata habrá menos crímenes relacionados con las drogas. Pronto aparecerán las bondades medicinales de la coca y habrá quienes propongan legalizarla por los efectos benéficos que trae para tolerar drogas químicas utilizadas para el tratamiento del sida y el cancer.

¿Utópico?

¿Quién en Colombia se dedica hoy a exportar mariguana a los EE.UU.?

— Carlos Th