Me gustaría…

Me gustaría escribir algo más serio que este blog. Escribir de ficción, de filosofía, de cómo ver el mundo con otros ojos, de cómo interpretar la realidad por nosotros mismos. Me gustaría escribir y publicar y saber que lo que escribo importa y ayuda a alguien.

Me gustaría pararme frente a un auditorio y ver los ojos atentos de quienes están sentados, y poder inspirar. Me gustaría ayudar a esas mentes a formarse por sí mismas y que mi papel sea más el de un guía que muestra nuevos caminos y alternativas para que ellos puedan decidir seguirlos o no.

Me gustaría entablar conversaciones que desafíen mi intelecto. Que me hagan pensar. Que me inviten a resolver problemas que no había pensado antes. A replantear mis conceptos. A seguir creciendo.

Me gustaría encontrar mi camino, mi vocación.  Sé que no es en los números o los electrones, pero sí con ellos.  Es en la gente.  En las personas.  En interactuar.  Y es ahí donde siento el peso de mi gran error de todos estos años de justificar en mi timidez buscar una carrera en las máquinas y no con la gente.

Me gustaría explorar mi mente hacia sus límites, y que mi mente, mis ideas, sirvan a los demás.