El tal ofiuco

El año tropical es el que transcurre entre dos veces la misma estación (p. ej. entre equinoxio vernal y equinixio vernal). El año sideral es cuando la tierra le da la vuelta al sol con respecto a las otras estrellas. Ambos años difieren en unos pocos minutos, pero tras miles de años esos minutos se convierten en días.

[eclíptica]Cuando los babilonios describieron el zodiaco, hace unos 2500 años, (y desde una perspectiva geocéntrica), el sol recorría una zona del firmamento conocido hoy como “la eclíptica” (por ser donde ocurren los eclipses), y en esa zona ellos veían trece constelaciones: desde aries (donde el sol estaba en el equinoxio de primavera) hasta piscis. Las constelaciones tenían tamaños diferentes, pero, para efectos astrológicos, dividieron el año tropical en doce períodos más o menos iguales.

Dos de estas constelaciones: Escorpio (escorpión) y Ofiuco (serpentario) ocupaban más o menos el mismo lugar pero la eclíptica pasaba más cerca del centro de Escorpio, y como 13 es un número incómodo, dejaron al serpentario por fuera y quedar así con el mágico número 12.

La precesión de los equinoxios (la diferencia entre el año tropical y el año sideral), trae dos efectos. Uno, desde hace 2000 años, el equinoxio de primavera no ocurre con el sol en aries sino con el sol en piscis (Era de Piscis), dentro de unos 100 años el equinoxio ocurrira con el sol en acuario (Era de Acuario, la tal nueva era de la que hablan los que hablan de la Nueva Era). Continue reading