Parlamentarismo

news:c68o7b$95enl$1@ID-83976.news.uni-berlin.de

Otra de las ideas que se andan discutiendo en estos momentos en Colombia, encabezada por Alfonso López Michelsen, es que en Colombia debería plantearse un régimen parlamentario.

Gran parte de la discusión que hoy gira al rededor de la reelección (y/o de la reelección de Álvaro Uribe Vélez), tiene su origen en la necesidad percibida o el temor del caudillismo. La figura presidencial es tan importante, tan poderosa y tan personalista en Colombia que se confunde el proyecto institucional de un gobierno con la persona que lo encabeza.

La mayor parte de los regímenes parlamentarios (¿todos?) distinguen en dos personas distintas al jefe de estado y al jefe de gobierno.

Un jefe de estado, como el Rey Juan Carlos de España, o el Presidente Chirac de Francia, o la Reina Isabel de Canadá, son la máxima autoridad en su país, representa al estado y es símbolo de su pueblo.

Por otro lado un jefe de gobierno, como el Presidente de Gobierno en España o los Primeros Ministros de Francia y Canadá, representa al gobierno político; y es a su vez el representante de la política (i.e. de la coalición mayoritaria en el parlamento.)

La división exacta de funciones varía. Chirac tiene mucho más poder político en Francia de aquel poder que Isabel II ejercita en Canadá. Pero esa separación personal de ámbitos permite separar igualmente lo que son políticas de gobierno con políticas de estado.

Una política de estado es aquella que encausa a una nación a largo plazo y que debe contar con el concenso del pueblo. Una política de gobierno es aquella que define el estilo y las prioridades que una determinada doctrina política impone.

El otro punto a favor del régimen parlamentario es que hace irrelevante la discusión sobre reelección presidencial. En un parlamento que funcione existirán varios partidos políticos que tienen que estructurarse en base a proyectos. Hoy en día los partidos en Colombia están estructurados alrededor de personas.

La continuidad de un proyecto político está garantizada en la medida en la
que el pueblo siga confiando, y por lo tanto eligiendo, a un partido
político y no en la medida de la popularidad de un gobernante o su estilo.

La gran duda que se presentaría en Colombia es si el parlamentarismo generará la disciplina partidaria suficiente; o si por el contrario, se necesita primero que los partidos funciones para que el experimento parlamentarista tenga algún tipo de éxito.

Pero esto apenas lo están discutiendo columnistas como el ex presidente López. No hay, a la fecha, un proyecto serio de reforma constitucional sobre el tema.

Así que más bien nos preocupemos de si vamos o no a reelegir a Uribe.

Reeligiendo 2

news:c66rjk$7s7n5$1@ID-83976.news.uni-berlin.de

Uno de los argumentos más esgrimido por los partidarios de la reelección es que debe ser el pueblo el que elija si quieren seguir o no seguir con un gobernante. Incluso algunos de los contradictores de Uribe acogen esta tesis.

Hay que tener en cuenta que la reelección de un presidente implica varias cosas:

1) la posibilidad de quien haya sido presidente de volverse a presentar.

2) la posibilidad de quien es presidente de extender su mandato por otro período.

3) el hecho de que quien es presidente esté en campaña política.

4) la posibilidad de que el pueblo no reelija a quien es el presidente actual.

5) el hecho de que las propuestas tengan nombre propio o no.

6) si se trata sólo del presidente o si incluye también a alcaldes y gobernadores.

Veamos. Antes de la constitución de 1991, era posible reelegir a un ex presidente. No estoy seguro si la norma estaba en la constitución original de 1886, pero tras la inminente reelección de Rafael Reyes, que acabó con su carrera, en 1910 se reformó la constitución para prohibir la reelección inmediata.

Entre los presidentes reelegidos siendo ex presidentes se encuentran Rafael Nuñez y Alfonso López Pumarejo. Otros ex presidentes elegidos incluyen a Alberto Lleras (pero el no fue reelegido, el fue presidente designado tras la renuncia de López Pumarejo.)

En el caso de Nuñez, el tuvo que renunciar a su presidencia para poder ser reelegido, ya que como presidente no podía ser candidato.

Nuestros ex presidentes acutales incluyen a César Gaviria, Ernesto Samper, Andrés Pastrana, Belisario Betancurt, Julio César Turbay y Alfonso López Michelsen. Samper ha dicho que si se lo permiten se lanza de nuevo de candidato. Supongo que Gaviria lo haría igualmente. Betancurt, Turbay y López lo dudo.

Uribe tendría en este caso que esperar hasta 2010 para que lo vuelvan a elegir.

Si se permite la reelección inmediata se puede plantear que sea incluyendo o no al actual gobierno. El problema es que cualquiera de las dos posturas tiene nombre propio: Álvaro Uribe Vélez. Y es muy difícil hacer el debate sin desligarnos de, bien, nuestro presidente.

Si cursa el proyecto, y se puede reelegir al actual presidente, surge entonces un problema: desde hace muchos años (desde antes de 1886, incluso) se ha prohibido que los funcionarios públicos administrativos participen en política (proselitismo político) y el presidente es, bien, el primer cargo público administrativo.

La idea de fondo es que no utilice los recursos del estado para una campaña política.

Personalmente me parece algo absurda la prohibición y ésta no hace más que convertirse en un método de persecución política. La ley debería ser clara sobre lo que constituye peculado y cualquier alcalde, gobernador o presidente es libre de participar en proselitismo político en la medida en la que no cometa peculado (desvíe fondos públicos para una campaña política).

Pero la prohibición está y no creo que la levanten así no más.

Así que el Congreso tendrá que hacer una serie de reformas constitucionales más que permitan que el presidente pueda ser candidato sin hacer proselitismo político, o algo así.

Medio absurdo, pero para eso estamos en el ex país del sagrado corazón.

Ahora, quienes quieren reelegir a Uribe como presidente, no quieren reelegir a Lucho como alcalde de Bogotá. Lucho Garzón, quien se opone a la reelección presidencial, se opone igualmente a la reelección de él mismo como alcalde (nada insalvable, en dado caso: sólo es cuestión que en 2007 diga que no quiere volverse a lanzar a la alcaldía).

Pero regresemos al punto. La reelección inmediata nos da al pueblo la oportunidad de premiar o castigar a nuestros gobernantes: si nos gustó lo reelegimos y si no no lo reelegimos.

Si parto de ahí no tengo por qué preocuparme de que la propuesta de reelección se la estemos acomodando con nombre propio a Uribe o no: Uribe debe mostrar en estos dos años que faltan para las elecciones de 2006, que merece que lo reelijamos, o el pueblo votará por otro candidato.

La otra vez en Semana hacían un análisis: hoy las Autodefensas están más o menos apresuradas para buscar algún tipo de perdón en este gobierno. Hoy las FARC están replegadas, posiblemente en un repliegue táctico, esperando a un gobierno más favorable para la negociación. Si ambos grupos creen que Uribe se quedará hasta 2010, las AUC dejarán de estar apresuradas en ser perdonadas, y las FARC podrían salir de su repliegue táctico. Esto no sólo implicaría la tradición de que las segundas presidencias no son tan buenas como las primeras, sino que harían de la segunda mitad de la presidencia de Uribe algo difícil de manejar.

Eso por no hablar del subempleo rampante, el incontrolable gasto público y la escalada de impuestos que nos afecta a pobres y no tan pobres, empleados, subempleados y desempleados por igual, que son fenómenos que ya se están dando.

Es decir que Uribe podría quemarse de aquí a 2006.

Bueno, Rafael Reyes no tuvo chance de que lo reeligieran, así que tenemos un precedente.

Tal vez la posibilidad de que podamos reelegir a Uribe en 2006 (o elegir a otro candidato enfrentado a Uribe), sea la verdadera prueba de fuego de la presidencia de Álvaro Uribe Vélez.

Pero ahí surge tambien mi mayor temor: a Uribe lo están idolatrando. Así que aunque al país le vaya mal en estos próximos dos años, Uribe seguirá teniendo una muy alta aceptación y lo reelegirán a pesar de todo, para ahí si mostrarnos nuevamente que las segundas presidencias nunca son tan buenas como las primeras.

Reeligiendo

news:c61fcf$6ssi2$1@ID-83976.news.uni-berlin.de

Uribe quiere que lo reelijan. Finalmente lo dijo claramente después de que muchos de sus congresistas amigos lo hubieran propuesto.

Los puntos a favor de que el congreso pase la enmienda consititucional que permita la reelección incluyen el mismo deseo ciudadano; la libertad de elegir (que podamos elegir a quien sí nos gustó para que repita el mandato), etc.

Los puntos en contra… bueno, está la historia latinoamericana reciente y los últimos cien años de historia colombiana.

Comenzaré con los ejemplos:

Hugo Chávez Frías cambió la constitución para que lo pudieran reelegir… y lo reeligieron…

Alberto Fujimori cambió la constitución para que lo pudieran reelegir… y lo reeligieron…

Carlos Menem cambió la constitución para que lo pudieran reelegir… y lo reeligieron…

Fernando Cardoso cambió la constitución para que lo pudieran reelegir… y lo reeligieron…

Bueno…

Rafael Reyes cambió la constitución para que lo pudieran reelegir al siguiente periodo… y tuvo que salir con el rabo entre las piernas antes de que pudieran reelegirlo.

Gustavo Rojas Pinilla cambió la constitución para prolongar su mandato…

Al único presidente colombiano reelegido en el siglo XX, Alfonso López Pumarejo, sin que tuviera que cambiar la constitución porque en esa época se permitía la reelección mientras esta no fuera inmediata… no pudo terminar su segundo período.

En conclución, a los colombianos y a los latinoamericanos no nos ha ido bien intentando reelegir presidentes. (Cardoso medio se salva.)

¿Por qué el caso de Uribe sería diferente?

Bueno, porque Uribe sí le está ganando a la guerrilla (lo mismo decían de Fujimori o de Rojas).

Bueno, porque Uribe trabaja en lugar de hacer lo de los políticos de siempre (hmmm. ¿no decían eso mismo de Reyes y de Rojas?, ¿no eran Fujimori y Chávez también antipolíticos?)

Pero, por otro lado… ¿Por qué quien mustre ser un buen presidente no puede ser premiado con un nuevo mandato?

Bueno, tengo algunos puntos de vista, pero me gustaría primero escuchar lo que otros piensan…

Fwd: Lo que siento !!

news:b2n1g5$1e2kt4$1@ID-83976.news.dfncis.de

En parte esto refleja lo que yo mismo siento y cuando alguien puede decirlo con mejores palabras que las mías, bien puedo compartirlas.

— Carlos Th

——- Original Message ——-
From: “MATE”
Sent: Friday, February 14, 2003 11:24 PM
Subject: Lo que siento !! 

Me resulta difícil ir a dormir sin antes expresar mis sentimientos …… ahora estoy muy triste, estoy dolida….. por la situación que vivimos en Colombia.. en menos de nueve días hemos sido victimas de dos atentados terroristas y lo que mas me duele es la indiferencia, la apatía y sobretodo la gran cantidad de niños que ven fulminados sus sueños ya sea por la muerte de sus padres o la de ellos mismos…….. mucha gente expresa despectivamente: “ya era hora que atentaran contra los de estrato 6″ …….”pero que a mi que me da si no vivo ni tengo familiares en Neiva” …. “tan pronto como pueda me largo de este puto país”.. todo esto me duele…
Me duele que la gente ya no crea en lo nuestro…..que no pueda ni quiera construir sueños…

Me detengo un momento entre mi ir y venir, para pensar en todo esto y me pregunto una y otra vez ¿a dónde vamos a llegar ? ¿qué futuro puede brindarle este país a mis hijos? ¿con que seguridad puedo salir de mi casa y saber que voy a regresar?

Para ser muy sincera muchas veces siento que Yo no puedo hacer nada, que todo se me sale de las manos y que este país que durante 24 años me ha dado identidad…..no tiene solución !!!…… Hoy lloro por mi Colombia y con sentimiento de patria mi alma trata de desfallecer lentamente…

No se si ahora soy mas sensible y las cosas me afecten mas.. no se si este en mis días pero en verdad que al ver las noticias se me llenan los ojos de lagrimas y un nudo en la garganta me impide respirar….

Para concluir solo quiero decirles que no dejemos de creer y luchar por lo nuestro por esa sangre colombiana que un día llenó de calor nuestro cuerpo… no desfallezcamos y ayudémonos para levantarnos cuando sintamos que este pais no tiene solución….Yo necesito la ayuda de ustedes y ustedes pueden contar con mi mano siempre que quieran levantar con orgullo nuestro tricolor Colombiano.

Bueno eso es lo que siento ahora a la camita

Los quiere

MATE LOCA !!!

Un grupo de noticias de Colombia

news:b264c3$18tcii$1@ID-83976.news.dfncis.de

El pasado viernes se presentaron cuatro noticias de alto impacto en Colombia. No propiamente “importantes” como lo mensionaba un medio de comunicación, sino más bien trágicas.

Entre esos cuatro ítemes noticiosos sin duda se generaron más hechos, entre ese montón de hechos trágicos que suceden pero no registra el país, hechos positivos y hechos más o menos importantes en los mundos deportivos, de farándula o de carnaval en el que vivimos.

Mientras tanto veo que en un sitio destinado para que los colombianos hablemos de lo que nos pasa y nos interesa, es muy poco lo que se habla de Colombia. No digo que tangamos que dedicar el 90% del tiempo a la explosión en el Club El Nogal de Bogotá con sus treintaypucho de muertos y cientos de heridos, tal como han hecho los noticieros aquí. Ni digo que tengamos que dedicar el 80% de los mensajes a hablar del incendio de decenas de casas de invasión construídas sobre el antiguo basurero de Medellín, tal y como no han hecho los noticieros aquí.

El punto es que salvo algunos mensajes de Vladimir, que son básicamente copia de las denuncias de organismos de derechos humanos en Colombia, entre bananas alcohólicas y coca cola, Iraq y Venezuela, casi todas por mensajes crosposteados por todos los grupos soc.culture latinoamericanos, es muy poco lo que vemos aquí del país.

¿Tanto nos hastía ver lo bueno o malo que tenemos?

Detalles de la votación

news:3CF25AC9.4874E026@my-deja.com

He aquí un detalle de las votaciones de ayer, departamento por departamento.

escrutado potencial  particip   ganó      votos
Amazonas:  100  %      26.959     11.397  Serpa     5.460
Antioquia:  99,0%   3'071.272  1'438.300  Uribe   925.369
Arauca:    100  %     115.989     29.760  Uribe    14.544
Atlantico: 100  %   1'300.929    459.723  Serpa   224.569
Bolivar:    99,1%   1'019.182    345.798  Serpa   175.827
Boyacá:     99,3%     747.344    407.807  Uribe   187.048
Caldas:     99,9%     672.005    353.378  Uribe    67.829
Caquetá:   100  %     207.440     51.877  Uribe    24.175
Casanare:   99,3%     144.685     71.764  Uribe    32.441
Cauca:      95,9%     636.104    224.724  Serpa   105.863
Cesar:     100  %     481.537    192.235  Serpa   100.886
Chocó:      90,5%     183.810     60.022  Serpa    40.359
Córdova:    99,5%     796.309    372.851  Serpa   196.881
C/marca:    99,3%   1'223.196    657.224  Uribe   346.220
Bogotá:    100,0%   3'837.203  2'146.940  Uribe 1'207.877
Guainía:    95,3%      13.442      3.866  Serpa     1.735
Guaviare:  100  %      38.971      8.175  Uribe     3.968
Huila:     100  %     539.817    240.074  Uribe   125.403
La Guajira: 98,4%     326.069     98.421  Serpa    63.625
Magdalena:  99,6%     614.259    248.609  Uribe   112.631
Meta:       99,1%     405.620    184.547  Uribe   115.258
Nariño:     96,3%     764.099    286.035  Uribe   129.112
N. Sant.:   96,7%     775.923    352.595  Uribe   205.067
Putumayo:  100  %     136.837     40.124  Uribe    16.430
Quindío:   100  %     355.021    195.003  Uribe   126.459
Risaralda: 100  %     553.622    227.149  Uribe   190.851
San Andrés:100  %      38.198     11.206  Serpa     5.380
Santander: 100,0%   1'206.944    693.556  Serpa   353.298
Sucre:      99,8%     456.028    198.044  Serpa   118.650
Tolima:     96,0%     817.892    360.895  Uribe   178.852
Valle:      99,3%   2'496.988  1'083.088  Uribe   603.584
Vaupés:     84,4%      13.488      3.320  Serpa     1.903
Vichada:    96,3%      25.498      6.096  Serpa    58.082

Exterior:   99,2%     165.470    106.705  Uribe    89.699

TOTAL:      99,0%  24'208.150 11'244.288  Uribe 5'829.958

(100,0% indica aproximación >99,95%. 100 % indica totalidad de mesas excrutadas.)

De esos 11’244.288 votos, 10’991.531 fueron votos válidos (por candidato o en blanco) y 252.757 fueron no válidos (nulos y no marcados). De los votos válidos 195.465 fueron en blanco.

Uribe obtiene así el 53.04% del total de votos válidos, algo más del 50% del total de votos y menos del 25% del potencial electoral. Es decir que más del 75% creyó en otra alternativa, no le importó o no pudo votar.

El mapa político así:

Serpista:
La Costa Atlantica: Córdova, Sucre, Bolivar, Atlántico, Cesar y Guajira. Excepción: Magdalena.
Los extremos del país: San Andrés, Chocó, Amazonas, Vaupés, Guainía y Vichada.
Santander (bueno, el departamento natal de Serpa).
Cauca.

Total: 14 departamentos.

Uribista:
La zona andina: excepción de Cauca y Santander.
La región Oriental excepto el extremo oriental: Arauca, Casanare, Meta, Caquetá, Putumayo y Guaviare.
Magdalena (salvo Santa Marta).
El exterior.

Total: 18 departamentos, Bogotá y el Exterior.

Los más abstencionistas:
Las zonas de mayor conflicto y más perisféricas… esto sugeriría presión de los grupos armados ilegales contra la elecciones, producto de los desplazamientos previos o debido al traslado de mesas a las cabeceras municipales. Aún así, ningún departamento tuvo una participación superior al 60%, lo que indica todavía un gran grado de apatía o escepticismo. (O que los muertos de la registraduría no están votando).

En todos los departamentos el primer y segundo lugar lo disputaban Serpa y Uribe. El tercer y cuarto lugar entre Garzón y Sanín. (No estoy seguro si en todos pero en todos los que he visto el quinto y sexto lo disputaron entre Betancourt y Bedoya.) En varios países europeos Garzón superó a Serpa y en Francia el tercer lugar lo ocupó Betancurt.

Faltaría ver municipio a municipio, para ver si las tendencias se confirman.

Por el momento Álvaro Uribe Vélez supera en votación a la de Horacio Serpa en la segunda vuelta de 1998, lo que convierte a Uribe en el liberal más votado en Colombia. Aún así está por debajo de la votación de Pastrana en esa ocación.

Serpa con sus 3’486.384 votos está en el orden de votos que obtuvo en la primera vuelta de 1998.

Estos datos están basados en el boletín 34, emitido el domingo 26 de mayo a las 22:16.

— Carlos Th
[E-mail: for contacting me by email replace my-deja for yahoo.]

Castaño en El Mundo

news:3CF242FA.96EB71BB@my-deja.com

Buscando en las páginas de los grupos ilegales de Colombia (AUC, FARC, etc.) si había un planteaminiento respecto a las elecciónes de ayer, todavía no hay tales pero encontré este artículo de El Mundo (España) sobre Carlos Castaño.

No lo niego, la franqueza con la que habla o pretende hablar el hombre es atractiva: defiende su lucha, reconoce la ilegalidad (que no ilegitimidad) de la misma, etc. Sobre la persecución a la campaña de Serpa… sí la hubo aunque Castaño lo niegue, aunque es curioso al ver los resultados:

Córdova; zona de amplia influencia de las AUC (y en particular de las ACCU): ganó Serpa.

Chocó; zona actualmente en disputa: ganó Serpa.

Magdalena; donde más quejas hubo sobre intervensión de los paramilitares: único departamento de la costa donde ganó Uribe. En Santa Marta (es de suponerse que la presión es menor en las ciudades): ganó Serpa.

Cundinamarca; donde mayores denuncias hubo de presión de las FARC: ganó Uribe. (Aún no he visto resultados municipio a municipio; los datos excluyen a Bogotá).

Meta, Caquetá, Putumayo, Casanare; sitios donde las FARC más han presionado: ganó Uribe.

Bueno, me gustaría ver un mapa municipio a municipio, así como el mapa de abstención en los mismos. Mientras tanto los dejo con la entrevista a Castaño.

http://www.elmundo.es/2002/05/26/mundo/1148306.html
«Las AUC no apoyamos a ningún candidato ni impedimos que la gente vote a su preferido»
SALUD HERNANDEZ-MORA. Especial para EL MUNDO

ANTIOQUIA. La sombra de Carlos Castaño y sus AUC (Autodefensas Unidas de Colombia) ha planeado sobre toda la contienda electoral.Primero fueron las denuncias de que su organización estaba haciendo campaña abierta a favor de Alvaro Uribe y en contra de Horacio Serpa. Le acusaron de amenazar a periodistas por transmitir mensajes del candidato del Partido Liberal y de obligar a la gente en sus áreas de influencia a votar por Uribe. Luego señalaron al hombre que hoy puede convertirse en el nuevo presidente de Colombia, como el candidato de las AUC, muy cercano a sus planteamientos.

Castaño sonríe cuando pregunto por sus preferencias, «no las digo porque como grupo ilegal no podemos estar en la lucha electoral» y desmiente que haya consignas a favor de Uribe o cualquier otro candidato.

«Las AUC no apoyamos a ningún candidato. Tampoco podemos prohibir que la gente vote por el de su preferencia. En nuestras regiones hay congresistas serpistas y uribistas y todos son testigos de nuestro respeto a sus campañas por sus respectivos candidatos presidenciales. Las AUC tenemos unidad ideológica en la defensa del Estado, pero en materia electoral, no. No hemos saboteado nunca la campaña del doctor Serpa y él lo sabe». Para quien es aún el líder único de las AUC, aunque haya abandonado la Jefatura del Estado Mayor para quedarse con la dirección política, es la guerrilla la única que está saboteando las elecciones.

«Mire, por el señor Garzón las FARC presionan duro con el fusil para que la gente vote por él en el sur del país, y esto no puede afectar a Lucho ni puede llevarnos a creer que él es un guerrillero; es más, en lo único que las FARC y yo estamos de acuerdo es en que es el mejor de los candidatos. Quienes sí han declarado la guerra contra la campaña de Uribe Velez son las FARC y todo el país lo sabe».

El favorito en los comicios, Alvaro Uribe, propone fortalecer a las Fuerzas Armadas para enfrentar la subversión. Usted que los conoce bien, ¿cree que se puede combatir a la guerrilla sólo con las armas?

En el nuevo mundo de la globalización el primer frente de guerra del próximo presidente, cualquiera que sea, será el internacional, consiguiendo recursos y preparando la propuesta de paz para la guerrilla, alterna a la confrontación armada interna. La guerra en Colombia se acaba en los próximos cuatro años, indistintamente del presidente que llegue al poder. El banquete para la inversión está servido y no puede esperar. Los comensales: EEUU, la UE, las FARC, y la reacia Administración colombiana como anfitriona, se repartirán el pastel. Ojalá quede algo para el pueblo y no precisamente las sobras, ahí estaremos las AUC para exigir inversión social por él.

¿Cree que si gana Alvaro Uribe abrirá una negociación con las AUC?

Cualquiera que sea el presidente de Colombia tendrá la obligación de enfrentar a todos los actores al margen de la ley, y de negociar la paz finalmente con los actores políticos, y ahí estaremos las AUC quieran o no las guerrillas.

¿Cómo afecta la pérdida de más de 100 hombres de las AUC en sólo una semana?

Estamos preparados para enfrentar la guerrilla en sus guaridas y es lo que estamos haciendo. Creemos tener lo suficiente como para decirles a los colombianos que la guerrilla por la vía de las armas lo único asegurado que tiene es su derrota. Sí, lloramos nuestros muertos, pero los sepultamos y cada caído levanta una familia contra la guerrilla.

Castaño piensa que, por el contrario a lo que se cree, para ellos Uribe sería la peor opción en la Presidencia. Actuaría contra las AUC con mayor dureza porque tendrá que demostrar que no le une ningún lazo con este Ejército de 10.000 hombres bien armados, a los que ya no sólo podrán derrotar con las armas. La mesa de negociación será la única manera de desactivar un movimiento que aún cuenta con el apoyo expreso del 7% de los colombianos.

Mi voto.

news:acf2bg$okr4v$1@ID-83976.news.dfncis.de

Mi voto no será, tal vez, por quien pudiera ser el mejor presidente para Colombia en los próximos cuatro años. Ninguno de los actuales candidatos me parece que sea el presidente perfecto en este aspecto y si por ello fuera, Noemí Sanín parece tener la mejor propuesta (y no sólo la menos mala).

Mi voto va a ser, más bien, por la democracia. Voy a aportar con mi voto por un concepto algo más abstracto que un hombre o una mujer que ocuparía el solio de Bolívar. Pienso votar por que la palabra democracia tenga aún algún sentido en este país.

Las encuestas me dicen que la presidencia la ganará Alvaro Uribe Velez, bien de una en estas elecciones, o ante Horacio Serpa en una segunda vuelta. Podría pensarse que si apoyo con mi voto a Uribe, contribuyo a que no haya necesidad de una segunda vuelta con el consecuente gasto en recursos del estado y en un par de semanas más de desgaste de las campañas en los medios, con el peligro de la guerrilla queriendo sabotear nuevamente unas elecciones, más el agua sucia que se seguirán hechando las campañas de Uribe y Serpa.

Pero la democracia no son las encuestas. Tampoco lo es, exclusivamente, el sufragio. La democracia es la participación y, a menos que las encuestas sean capaces de lograr la participación del pueblo todo, las encuestas no son la democracia. Si así fuera, mejor ni hagamos primera vuelta: al fin y al cabo si Uribe no gana en la primera ganará en la segunda, las encuestas indican que ganará de todas formas. Votar así sólo porque las encuestas dicen algo, el así llamado voto útil, es un gran peligro para la democracia. Es votar por Uribe para que no haya segunda vuelta o votar por Serpa para atajar a Uribe. Es polarizar al país, no ante un par de ideas contrarias, sino ante el temor de la guerrilla y de cómo debemos reaccionar ante ella.

Lo peor de todo es que es un voto equivocado.

Tanto Serpa como Uribe proponen básicamente lo mismo: pelear contra la guerrilla si la guerrilla sigue en la misma tónica actual y dialogar con la guerrilla si esta da muestras de voluntad de paz. Ese cuento de que Uribe es la guerra y Serpa es el diálogo no se refleja ni en los discursos ni en los hechos. Tanto Uribe como Serpa han dialogado con la guerrilla, han estado involucrados con las convivir, han criticado la voluntad de paz de las FARC, prometen enfrentar a las FARC, dialogar con el ELN y, si las FARC muestran voluntad de paz: dialogar con las FARC, etc. Hubo una diferencia en la posición respecto al proceso de paz de Pastrana, pero esa diferencia no indica que uno signifique la guerra y el otro el entreguismo.

Muchos de los que dicen que votarán por Uribe, lo hacen porque creen que Uribe representa la mano fuerte contra los bandidos de la guerrilla. Eso no es lo que promete Uribe. Uribe, según sus propias palabras, ofrece fortalecer la autoridad del estado con el objeto de disuadir la guerra, no de aumentarla. Pero no deja claro cómo va a realizar esto de una forma que logre disuadir la guerra, por lo que en últimas puede terminar creando una guerra más cruenta de la actual sin que esta sea claramente favorable al estado ni a los ciudadanos que se acojan a la protección del estado.

Por otro lado Serpa busca votos precisamente asustando con la perspectiva de guerra de Uribe. Insinuando que Uribe va a traer la guerra, cuando la guerra ya está aquí. Pero, salvo en detalles, no propone nada distinto a lo que propone Uribe siendo sus ideas menos claras e igualmente sin indicarnos el cómo. Nos dice que no necesitamos más que las fuerzas armadas que tenemos hoy en día, pero que han probado que aún no son suficientes para acabar con el terrorismo a pesar de los grandes avances que han tenido en el último año. No nos habla de cómo fortalecer estas fuerzas armadas, pero igualmente nos dice que va a enfrentar a las guerrillas sin cerrar la puerta del diálogo.

Ante estas dos perspectivas sólo queda clara una cosa: ambos insinúan que van a seguir jugando a la guerra dejando abierta una posibilidad de nuevos diálogos cuando la guerrilla así lo decida, sin dejar en claro con cuales elementos contará el estado por ellos presedido para negociar con la guerrilla. Ante estas propuestas de guerra y paz, Noemí no se aleja demasiado: oponerse a la guerrilla y dejar abierta la puerta del diálogo; aunque insinúa que tomará la iniciativa en lugar de esperar a que sea la guerrilla la que decida… mientras no deje claro como tomará esa iniciativa no está diciendo nada substancialmente distinto.

Pero la guerra y la paz no es el único problema que nos aqueja. Hay una economía con problemas y no sólo achacables a la guerrilla o cuya solución toque dejarla para cuando la guerrilla se desmovilice. Hay un problema de desempleo que, independientemente de si la guerra lo causó no puede esperar a que la guerra se acabe. Y así muchos etcéteras.

Los problemas de la educación y la salud tienen que ver más con las políticas fiscales de los gobiernos que con la guerra misma, así que, como ciudadanos responsables debemos ver esos problemas a la par de la guerra. La corrupción: cuando un empleado público roba recursos del estado (directa o indirectamente) no lo hace porque en Colombia hay guerrilla. Y no nos engañemos que el paramilitarismo es un problema más viejo que la guerrilla misma.

Respecto a la economía, Serpa a sugerido que Uribe representa al neoliberalismo y, con éste, que Uribe acabará con el sistema de salud y con el Sena. Lo absurdo es que Uribe fue el ponente de la ley 100. Hoy en día pocos se atreven a denominarse neoliberales en Colombia, siendo esta una palabra que la iglesia satanizó. Bueno, yo me declaro aquí como un neoliberal que votará por un candidato de izquierda. En gran medida porque creo que el neoliberalismo, a diferencia del capitalismo salvaje que nos han impuesto, es la mejor forma de lograr que la iniciativa individual genere riqueza. En Colombia el neoliberalismo nunca ha existido, lo único que hemos tenido ha sido la feria de privatizaciones que no es lo mismo. Pero Uribe no representa este neoliberalismo. Al menos no lo ha dicho. No ha dicho cómo piensa ser la relación entre el estado y el sector privado. Pero eso sí, se la pasa insinuando de la necesidad de la inversión social que vendrá cuando se acabe la corrupción.

Bueno, por ahí ya dejé escapar por quién va a ser mi voto. Mi voto no va a ser por la guerra, pero sí por la mejor lectura sobre la guerra y sobre qué debe hacer un estado cuando se enfrente a buscar la paz a través del diálogo con una discidencia alzada en armas. En este aspecto mi voto va por un negociador que se forjó negociando pliegos de peticiones y aprendiendo a ceder y a lograr que sus interlocutores pudieran confiar en su palabra. Mi voto va por una persona cuyas propuestas económicas han sido aplaudidas por los industriales, a pesar de que por mucho tiempo fue su contraparte. Yo no sé mucho de economía pero cuando una persona formada en la izquierda sindical es capaz de hacerse aplaudir en temas económicos por industriales, sin que sus compañeros de izquierda lo tachen de traidor, debe estar diciendo algo bueno.

No sé qué tal será mi candidato como presidente. No creo que sea el menos malo. Quien creo que es el menos malo es Noemí. Pero, si las encuestas reflejan algo de lo que será la realidad de las urnas, no me tendré que preocuparme de los problemas que pueda tener mi candidato una vez electo presidente. Y si llegare a ocurrir que mi candidato queda elegido presidente… bueno, tragando saliva esperaré a que las cosas se resuelvan para bien. Al menos, ante la perspectiva de los demás candidatos creo que el sacudón que significaría puede ser hasta para bien.

Mi voto no es para lograr que mi candidato llegue a presidente, sino para contribuir a la democracia. Mi voto es para no votar por alguien que no me convence del todo dizque para que no haya una segunda vuelta. Mi voto es para dar un apoyo a perspectivas diferentes pero inteligentes. Mi voto es para una persona con el cual no comulgo políticamente pero con el que encuentro coincidencias fundamentales. Mi voto es por la mejor perspectiva que hay de paz ante tantas perspectivas de guerra. Mi voto es también una manifestación de que si la guerrilla se desmoviliza y pide perdón podemos otorgar ese perdón. Mi voto es, en fin, por Luis Eduardo Garzón.

Una vez expresado mi voto invito.

No invito a que voten por el mismo candidato o por las mismas razones por las que yo voto. Cada cual tendrá sus razones. Invito a que nos atrevamos a analizar otros motivos y a que, con nuestro voto, podamos expresar algo.

Que el que vote por Uribe, no vote porque traerá la paz a través de la guerra, o porque creará un congreso unicameral (al fin y al cabo todos los congresistas son políticos corruptos, ¿no?), o porque debemos atajar al elefante de Serpa. Ni mucho menos porque es el mesías.

Que el que vote por Serpa no vote porque es el único que podrá manejar los hilos del poder de la política, ni porque es la única alternativa a la guerra de Uribe.

Atrevámonos a desencasillarnos. Noemí Sanín tiene tal vez el mejor equipo, el único vicepresidente preparado para asumir una eventual presidencia y un mejor programa económico que Serpa y Uribe. Si con nuestro voto queremos decir que un presidente, que un candidato debe llegar con propuestas serias y preparadas un voto por Noemí es una manifestación al respecto.

Harold Bedoya se opuso al despeje desde mucho antes que Uribe. Desde mucho antes que Pastrana, incluso. Si nuestra razón de votar es por decirle no a un eventual nuevo despeje ese mensaje quedaría más claro con Bedoya que con Uribe.

Por otro lado si queremos darle un mensaje más directo a las FARC. O si creemos que la corrupción hay que combatirla de maneras creativas. Si creemos que un presidente debe estar dispuesto a correr riesgos por defender sus ideas, o si símplemente queremos votar por el único candidato al que los demás candidatos no han criticado: ahí tenemos a Ingrid Betancurt.

Si no es porque no recuerdo el nombre, al candidato que se inscribió no para que lo elijan a él sino para promover el voto en blanco deberíamos seleccionarlo con la esperanza que tenga más votos que don blanco.

En fin, la democracia está aquí es para que nos expresemos y no para legitimar un status quo. No nos preocupemos que, en últimas, gane quien gane, el país no se va a acabar ni se va a salvar. Somos los ciudadanos y no un presidente, quienes en últimas sacaremos adelante a nuestro país o lo seguiremos dejando a la deriva.

Supongo que votaré por Uribe en la segunda vuelta. Para eso es la segunda vuelta: para que votemos por el menos malo de las dos alternativas más populares. Por la primera vuelta pienso votar por quien más me gusta, por quien mejor expresa lo que pienso de mi país o de su futuro, por decir que creo que la paz es posible.

Y sin duda, si mi candidato pasa a la segunda vuelta junto con Uribe: por fin veremos un debate civilizado entre dos perspectivas realmente distintas, sin el ruido de falsas insinuaciones.

— Carlos Th

Preguntas para definir derechas e izquierdas.

news:3CD6FA09.AD3DB067@my-deja.com

Los que me han visto por aquí durante algún tiempo, sabrán que uno de mis temas recurrentes es la división de las ideologías entre “derecha” e “izquierda”, el gran problema de esta división es que no hay una escala comunmente aceptada que permita, de acuerdo a la gran cantidad de factores que un partido o una persona pueda pregonar, que permitan calificarla en la escala de dereha/izquierda.

En la prensa he visto que comúnmente hablan de los candidatos presidenciales como:
Alvaro Uribe – derecha
Nohemí Sanín – centro
Horacio Serpa – centro-izquierda
Lucho Garzón – izquierda

En cierta forma así se autodenominan Sanín, Serpa y Garzón (lo que veo como un prejuicio a la noción de “derecha”). Pero si vemos puntos individuales, en lo que estos personajes piensan sobre:
¿Qué tanto debe intervenir el estado en decidir por sus ciudadanos?
(y cual de estas respuestas siginifican “izquierda” o “derecha”.
¿Cual debe ser el alcance/tamaño del estado y la burocracia?
¿Debe ser el estado proteccionista o laxo económicamente?
¿Qué es el neoliberalismo y si este es malo o bueno?
¿Qué es la globalización y si esta es mala o buena?
¿Qué es peor: las guerrillas, los paras o los políticos corruptos?
¿Debe combatirse a la subversión militarmente o se debe negociar con ella?
¿Debe legalizarse la droga?
¿El congreso debe ser más pequeño?
¿Los hospitales deben ser autosuficientes económicamente?
¿Las parejas homosexuales tienen los mismos derechos que los matrimonios heterosexuales?
¿Es la mujer dueña de su cuerpo? ¿Se despenalizaría el aborto?
¿La moral católica es la guía suprema? ¿debería incluirse el decálogo en el código de ética del congreso?
¿Es el estado la fuente de todos lo males?
¿Debemos pensar en la patria primero o en la humanidad primero?
¿Somos los seres humanos los amos de la creación?
¿Tienen derechos los animales?
¿Tienen derechos los estados?
¿Es mejor una democracia participativa o una democracia representativa?
¿Es la democracia el sistema de gobierno ideal?
¿Debería la población civil colaborar con las autoridades frente al conflicto armado?
¿Está demente la guerrilla?

Finalmente:
¿Cual debería ser la postura de “extrema derecha”, “derecha moderada” “centro-derecha”, “centro”, “centro-izquierda”, “izquierda moderada”, “extrema izquierda” sobre cada una de esas preguntas?

y

De acuerdo a esta escala ¿dónde está cada candidato?

Bueno, y ya que hemos definido a los políticos:
¿dónde se encuentran las FARC?
¿dónde se encuentra el ELN?
¿dónde se encuentran las AUC?
¿dónde se encuentra Pastrana?
¿dónde se encuentra Tapias?

Bueno, pero antes de empezar a tacharlos, debemos definir bien la escala. Si no, estamos haciendo trampa para acomodar las respuestas.

¿Quién se le mide?

— Carlos Th
[E-mail: for contacting me by email replace my-deja for yahoo.]

Cali, Venezuela, Israel…

news:3CB7061B.A84A3FE5@my-deja.com

Un poco movidas han estado las noticias el día de ayer.

La esposa del presidente de la Asamblea Departamental del Valle del Cauca haciendo eco a su marido o al comandante Augusto del frente 30 de las FARC, para que suspendieran los operativos de rescate, mientras unos periodistas de RCN perecían entre el fuego cruzado.

Mientras tanto, la Corte Constitucional (¿o fue la Corte Suprema?) declaró inconstitucional al estatuto antiterrorista…

Ante estos dos episodios, los noticieros de radio y televisión de ayer por la tarde y anoche estuvieron casi monopolizados por los acontecimientos de Venezuela y CNN internacional no mostraba nada distinto al viaje del Secretario de Estado Powell a Israel y Palestina.

Los presidenciales están presentando sus propuestas y anoche vimos a Uribe contestando preguntas en directo sobre sus planes. Entre más escucho los planes de Uribe Velez, menos me convence pero aún así me parece mucho más aterrizado que Serpa Uribe. Ante esto veo cada vez mejores las propuestas de Sanín Posada quien sigue bajando en las encuestas.

Quien sí ha venido subiendo en las encuestas ha sido Lucho Garzón, aunque más a costa de Noemí que de los dos punteros, lo cual está moviendo a muchos a hablar de un acuerdo entre estas dos candidaturas. La gran ventaja que tiene Garzón es que es respetado por los empresarios, quienes aún disintiendo de sus puntos de vista cuando fue presidente de la CUT lo reconocen como un interlocutor serio con el cual se puede llegar a acuerdos beneficiosos a ambas partes. Su gran problema: aún habla de paz negociada cuando los colombianos queremos oir hablar de ganar la guerra y aún así inscribió a Vera Grabe como su vicepresidente mientras muchos la recuerdan disparando desde el Palacio de Justicia (cosa que, por cierto, no sucedió).

En Palestina las cosas no pintan mejor. Entre un Sharon enceguecido por su punto de vista de solución netamente militar y un Arafat que por ineptitud o complicidad está permitiendo que la Autonomía Palestina se convierta en la fuente de ataques terroristas contra los ciudadanos (que no las instituciones estatales) del Estado de Israel, son los pueblos israelí y palestino los que están sufriendo. No es un ejemplo muy alagador, la verdad, si vemos lo que está sucediendo en nuestra Colombia, pero las situaciones no son análogas…

Pues bien. Aquí seguimos tratando de sobrevivir este país, aún cuando compañeros de trabajo han estado durmiendo a pocas cuadras de bombas como la de Villavicencio y recorriendo el país tratando de llevar la infraestructura que otros quieren destruir. … porque al fin y al cabo los que trabajamos para multinacionales extranjeras somos unos vendepatrias (aunque nuestros salarios sean inferiores en promedio que los de nuestros pares de empresas públicas …)

— Carlos Th
[E-mail: for contacting me by email replace my-deja for yahoo.]