Derechizados

Evidentemente hay un importante grado de derechización en el país, sobre todo de la percepción de que está bien autodenominarse “de derecha”.  No hace muchos años, el término “de derecha” tenía una connotación algo negativa y muchos preferían considerarse “conservadores” o “tradicionalistas”.

¿Cuándo cambió esto?  ¿Han sido estos seis años de uribismo suficientes, no tanto para cambiar la ideología del país sino para interpretarla de otra forma?

Si te consideras de derecha (o conservador, o tradicionalista, o símplemente uribista) sería interesante saber cuál es tu postura respecto a algunas preguntas básicas:

  1. ¿Crees en la Santa Madre Iglesia Católica, y crees que los valores de la iglesia han de ser la guía de los valores nacionales?
  2. ¿El libre mercado y la sana competencia son la mejor forma de producir buena calidad, bajos precios y, en últimas, el bienestar y la riqueza de toda la sociedad?
  3. ¿Estás orgulloso de ser un colombiano de bien, y muestras tu orgullo portando el tricolor, cantando el himno, luciendo un sombrero vueltiao y agradeciendo a nuestros soldados?
  4. ¿Consideras aberrantes el matrimonio homosexual, el aborto, la unión libre y otras sinvergüencerías?
  5. ¿Debe el M-19 pedir perdón y reparar a las víctimas o de lo contrario comer callados frente al proceso de paz con los paramilitares?
  6. ¿La mejor forma de sensibilidad social es trabajar honestamente y construir país, y no andar desprestigiando la dignidad de nuestro estado?

Una de las preguntas que me he hecho para autodenominarme agnóstico político es poder entender tanto a la izquierda como a la derecha política sin juicios de valor: un juicio de valor, sin duda, implica una adhesión política por una doctrina u otra.  Por mucho tiempo mi visión de la derecha fue la de un pensamiento retrógrado, sin sensibilidad social, de disciplina férrea que se impone sobre el pensamiento individual.

Hoy siento que este juicio es injusto.  No me he derechizado, ni me he acentrado… símplemente reconozco que en la autoidentificación política de cada uno de nosotros, no partimos del dogma o del interés personal (si soy rico soy de derecha porque la derecha protege mis intereses, si soy pobre soy de izquierda, porque la izquierda redistribuye), sino de la forma como cada uno de nosotros, por educación o experiencia, considera lo mejor para nuestros semejantes.

¿Será posible que nuestros políticos, polistas o uribistas, entiendan que la otra visión es otra visión y no una aberración personal de nuestros enemigos políticos?

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook