Un estado fuerte…

news:3B5C912A.A28F5E3F@my-deja.com

Algunas propuestas:

Fortalecimiento del estado. El estado debe ser lo suficientemente fuerte para combatir las amenazas que surjan para la población. Un estado fuerte que se evidencie en, por ejemplo, una oficina de atención a desastres que pueda reaccionar ante un terremoto, rescatando a las víctimas, dando albergue decente a los damnificados mientras reconstruye la infraestructura dañada, canalizando los recursos para que la reconstrucción sea rápida, etc. Un estado fuerte que se refleje en la pronta respuesta a la injusticia, tanto la cometida por los delincuentes comunes como por los mismos funcionarios corruptos del estado.

El fortalecimiento del estado significa un fortalecimiento de las fuerzas armadas del estado, tanto de la policía como de las fuerzas militares. La policía debe garantizar a los ciudadanos la protección ante la delincuencia mientras que las fuerzas militares deben prestar a los ciudadanos protección ante amenazas externas y, en casos extremos, apoyo a la policía cuando un problema delicuencial se agrave.

El fortalecimiento del estado significa también un fortalecimiento de los organizmos de control: de la fiscalía, de la procuraduría, de la contraloría, de la defensoría del pueblo y de las cortes y juzgados. También del sistema penal. De esta forma podemos garantizarle a la ciudadanía que puede vivir a salvo de la delincuencia y de la corrupción. Garantizarles también que el estado mismo no se va a convertir en el opresor. Buscar que porque el vecino me tiene envidia no me vaya a acusar de bruja y me quemen en la hoguera sin que me hayan realizado un juicio justo.

El fortalecimiento del estado no significa un crecimiento desordenado del estado. No significa que se aumenten sin control el número de puestos que devengarán un salario público de debe salir de los bolsillos de los contribuyentes. No. El fortalecimiento del estado significa que los procesos deben hacerse más eficientes y más eficaces y que lo que sobra sobra.

El fortalecimeinto del estado no significa que sea el estado el bien último. Es el pueblo (ricos y pobres), son las personas, los individuos, el bien último. Un estado fuerte no es sinónimo de fascismo… no necesariamente. El estado tiene una función: servir, y esta es también la función de los funcionarios del estado, de los servidores públicos: servir.

Y esto lleva a que el estado deba ser transparente. Las personas no deben trabajar para el estado, sino el estado para las personas. No hay que trabajar para pagar impuestos y llenar papeles, sino para uno mismo, y los mismos funcionarios del estado no deben trabajar para el estado sino para el pueblo que legitimiza al estado.

Porque algo importante, la fortaleza del estado debe partir de su legitimación y de su legitimización por el pueblo. Cuando el estado no representa al pueblo no es fuerte, o es fuerte sólo por la fuerza física, por el temor que las armas producen. Se tienen así estados débiles como el colombiano, o caemos en el extremo de los estados absolutistas como la Alemania nazi o la Unión Soviética.

El estado debe partir del pueblo quien en elecciones libres escoge a sus gobernantes y a sus representantes, quienes se encargarán de la cosa pública (res publica >república), con la legitimidad que el pueblo les da y para servicio del pueblo todo, no como una masa sino como la reunión de todos los ciudadanos, de todas las personas, de todos y cada uno de los individuos.

Ahora bien: ¿quién señala cuáles de estos puntos son de izquierda y cuáles de derecha?

— Carlos Th

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook