El tal ofiuco

El año tropical es el que transcurre entre dos veces la misma estación (p. ej. entre equinoxio vernal y equinixio vernal). El año sideral es cuando la tierra le da la vuelta al sol con respecto a las otras estrellas. Ambos años difieren en unos pocos minutos, pero tras miles de años esos minutos se convierten en días.

[eclíptica]Cuando los babilonios describieron el zodiaco, hace unos 2500 años, (y desde una perspectiva geocéntrica), el sol recorría una zona del firmamento conocido hoy como “la eclíptica” (por ser donde ocurren los eclipses), y en esa zona ellos veían trece constelaciones: desde aries (donde el sol estaba en el equinoxio de primavera) hasta piscis. Las constelaciones tenían tamaños diferentes, pero, para efectos astrológicos, dividieron el año tropical en doce períodos más o menos iguales.

Dos de estas constelaciones: Escorpio (escorpión) y Ofiuco (serpentario) ocupaban más o menos el mismo lugar pero la eclíptica pasaba más cerca del centro de Escorpio, y como 13 es un número incómodo, dejaron al serpentario por fuera y quedar así con el mágico número 12.

La precesión de los equinoxios (la diferencia entre el año tropical y el año sideral), trae dos efectos. Uno, desde hace 2000 años, el equinoxio de primavera no ocurre con el sol en aries sino con el sol en piscis (Era de Piscis), dentro de unos 100 años el equinoxio ocurrira con el sol en acuario (Era de Acuario, la tal nueva era de la que hablan los que hablan de la Nueva Era).

[el serpentario]Pero no sólo el equinoxio se desplaza con respecto a las estrellas. Con el equinoxio se desplaza también la eclíptica, y en estos años la porción de la eclíptica que pasa por el serpentario (ofiuco) es más relevante que la que pasa por escorpión.

Hoy hay dos corrientes astrológicas. La astrología tropical toma las casas creadas por los babilonios hace 2500 años, las cuales no corresponden a constelaciones reales sino a los doce signos arquetípicos que conocemos y que dividen al año tropical en 12 partes más o menos iguales. La astrología tropical es la más extendida en occidente y la que todos conocemos.

La astrología sideral tiene a su vez dos corrientes. Una astrología sideral arquetípica que sigue dividiendo al año sideral en 12 signos con períodos más o menos iguales, y una astrología sideral astronómica, que se basa en la constelación real sobre la cual veríamos pasar al sol. La primera, la sideral arquetípica, no incluye al nuevo signo zodiacal, sino que es básicamente la misma astrología tropical pero atrasada unos 23 días (a la fecha actual).

La astrología sideral astronómica… bueno, esa es la del tal ofiuco.


Anexo

Cosntelación Tropical arquetípico Sideral arquetípico Sideral astronómico
Aries.svg Aries 21 de marzo a 19 de abril 15 de abril a 15 de mayo 17 de abril a 13 de mayo
Taurus.svg Tauro 20 de abril a 21 de mayo 16 de mayo a 15 de junio 14 de mayo a 19 de junio
Gemini.svg Geminis 22 de mayo a 22 de junio 16 de junio a 15 de julio 20 de junio a 20 de julio
Cancer.svg Cancer 23 de junio a 22 de julio 16 de julio a 15 de agosto 21 de julio a 9 de agosto
Leo.svg Leo 23 de julio a 22 de agosto 16 de agosto a 15 de septiembre 10 de agosto a 15 de septiembre
Virgo.svg Virgo 23 de agosto a 23 de septiembre 16 de septiembre a 15 de octubre 16 de septiembre a 30 de octubre
Libra.svg Libra 24 de septiembre a 23 de octubre 16 de octubre a 15 de noviembre 16 de octubre a 22 de noviembre
Scorpio.svg Escorpio 24 de octubre a 22 de noviembre 16 de noviembre a 15 de diciembre 23 de noviembre a 28 de noviembre
Ophiuchus zodiac.svg Ofiuco N/A 29 de noviembre a 17 de diciembre
Sagittarius.svg Sagitario 23 de noviembre a 12 de diciembre 16 de diciembre a 14 de enero 18 de diciembre a 17 de enero
Capricorn.svg Capricornio 22 de diciembre a 20 de enero 15 de enero a 14 de febrero 18 de enero a 15 de febrero
Aquarius.svg Aquario 20 de enero a 19 de febrero 15 de febrero a 14 de marzo 16 de febrero a 11 de marzo
Pisces.svg Piscis 20 de febrero a 20 de marzo 15 de marzo a 14 de abril 12 de marzo a 16 de abril

P.S. Nací con el sol entre escorpión y serpentario, pero siempre me he identificado con el signo tropical de sagitario. Igual, nunca leo el horozcopo ni me he hecho una carta astral.

Be Sociable, Share!

2 thoughts on “El tal ofiuco

  1. Pingback: Tweets that mention El tal ofiuco « The Chlewey Blog -- Topsy.com

  2. Ah, buenísima la explicación.

    El argumento de mi astróloga para no pararle bolas a la astrología sideral es que lo que hoy conocemos como astrología no se lo inventaron los babilonios hace 2500 años, sino que es una fracción de un conocimiento mucho más antiguo que heredaron posiblemente de los sumerios, y estos a su vez de alquien más. Además recordemos que antes de Galileo no se conocían todos los planeas que conocemos hoy y la astrología “se las arreglaba” con menos planetas (poniendo a cada cuerpo celeste a regir a más de un signo). Esto significa que la relación de la astrología con la astronomía es menos determinante de lo que nos hacen creer, y se basa más en los 12 arquetipos que en movimientos estelares muy precisos. La astronomía es una ciencia, la astrología NO lo es.

    Mi hipótesis es que hace miles de años alguna civilización avanzada observó un patrón y creó un modelo, que fue adaptado y desfigurado por otras civilizaciones menos avanzadas. Algo del modelo sí estaría basado en un fenómeno real y por eso a veces acierta en sus predicciones (dando la impresión de que funciona), pero como no es el modelo original a veces falla (dando la impresión de que todo es una estafa). Para mí es como un reloj de sol: marca bien la hora del amanecer en primavera y otoño, pero si alguien lo va a ver en invierno o verano y no le han enseñado astronomía (que la Tierra está inclinada y gira elípticamente alrededor del sol) tomará el desfase como un error y descarta todo el concepto del reloj de sol.

    En fin, como todo este tema es altamente especulativo, yo soy partidario de la experiencia personal. Mi recomendación es que quien quiera explorar la astrología haga como con las películas: verlas en pantalla grande con buen sonido y sin distracciones, en lugar de ver una copia pirata en un televisor chiquito en una casa llena de gente haciendo interrumpiendo. O si alguien va a probar por primera vez el licor, que pruebe un buen vino recomendado por un somelier reconocido y no un chirrinche de caja antes de decidir si le gusta o no el vino en general. En este caso sería hacerse una carta astral personalizada con alguien “recomendado” y no quedarse con la impresión de los horóscopos genéricos de revistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook