Matoneando nuestra indignación

Unisabana en PulzoCreo que la palabra matoneo la estamos usando muy a la ligera. El acoso, para ser configurado como tal, requiere que sea sistemático. Una broma de mal gusto puede ser algo horrible por sí sola, pero no por ello es acoso o matoneo. La burla por un hecho específico tampoco es matoneo.

Pulzo ha titulado Matoneo en Los Andes y La Sabana: les dicen ‘guisos’ y hampones a becados del Gobierno un artículo que he visto replicado varias veces en mi muro de Facebook y mi timeline de Twitter, pero lo que el artículo muestra no es matoneo. Muestra tan solo tres mensajes escritos en un foro de discusión. En uno un estudiante de La Sabana se queja de la inseguridad y la atribuye a los nuevos becarios del gobierno. En otro, un usuario identificado como Uniandino, advierte que eso ya pasó en Los Andes y que los de La Sabana no deben permitirlo. Finalmente en otro mensaje, alguien que se identifica como becario, hablando de estigma. Ni siquiera es claro si este estigma se refiera a un sentimiento generalizado o sólo como respuesta a los comentarios anteriores. El lenguaje que el becario usa en su nota usa términos mostrados en otros comentarios, como replicar la ortografía de ampón, algo común cuando se quiere resaltar las inconsistencias del mensaje original.

Sé que en la Universidad Javeriana de Cali, algunas voces similares se han escuchado. Estoy casi seguro que hay personas que piensan así. Pero no creo que esas personas sean representativas de una discriminación sistemática y de acoso. Nada en la nota de Pulzo lleva a concluir que se trata de matoneo.

Pero se titula como matoneo, y todos saltamos a indignarnos. Por eso estamos como estamos, porque no hemos superado el clasismo. Ni siquiera leemos la nota que compartimos. Ni siquiera pensamos más allá de la indignación inicial que produce el titular y de nuestros propios prejuicios.

Noticia de segunda planaAyer, uno de los temas que más se habló en las redes sociales en Colombia fue la lesión del jugador James Rodríguez. Muchos colombianos nos condolimos por esa noticia porque James representa algo bueno con qué identificarnos y una forma de soñar en persona ajena con que podemos triunfar. Por otro lado ocurrió un hecho vergonzoso: cuatro niños fueron asesinados en Florencia, Caquetá. ¡Cuatro niños! Un quinto hermano se salvó haciéndose el muerto para que no lo remataran.

El tal asesinato de 4 niños no existe....Hoy todos estamos indignados por esa masacre, pero nuestra indignación no es tanto porque la masacre haya sucedido sino que nos indignamos con la prensa por dar más despliegue a la noticia de la lesión de James que a los niños asesinados en Caquetá. Indignados con nosotros mismos por que nos importó más la masacre de caricaturistas en París que la de niños en un rincón de Colombia. Indignados con nuestros compatriotas por no indignarse lo suficiente.

Saltamos a resaltar que a nuestros medios les importa más James que los niños masacrados, quienes no merecen estar siquiera en la portada. El Tiempo, 6 de febrero de 2015Así tengamos que manipular la foto para tapar que la nota sí estaba en la portada. (Probablemente insuficiente, pero no es necesario mentir para probar un punto.)

Vivimos a punta de indignaciones. Nos indignamos por los Uniandinos por ser clasistas, no importa que la gran mayoría de estudiantes que pagan matricula completa y la gran mayoría de los becarios estén gustosos compartiendo un mismo espacio. Tenemos que resaltar las pocas voces que no muestran esto para podernos razgar las vestiduras y gritar indignados: “¡Clasismo!”

Irina Shayk

Irina Shayk, exnovia de Cristiano Ronaldo.

Somos tan manipulables por los grandes medios que nos muestran la realidad que los intereses políticos y económicos quieren mostrarnos como de los maestros de la manipulación pública por cuenta de la indignación.

Creemos así que los hinchas españoles del Real Madrid son unos xenófobos que no aceptan que Daniela Ospina no sea tan bonita como Irina Shayk. Creemos así que los estudiantes de La Sabana son unos clasistas que no aceptan a unos pobres becarios en su campus. Creemos así que los medios colombianos son unos superficiales a los que sólo les importa un tendón de James y no cuatro niños pobres muertos.

Indignarse es fácil. Sólo basta colgarse de cualquier titular.

De redes sociales y otras geekadas

No me gusta usar el término “red social” para designar servicios web.  La red social es el conjunto de interacciones que tenemos con los demás, bien medie un espacio físico como el colegio o la oficina, bien medie una aplicación en Internet como Facebook o Twitter, bien medie un intercambio epistolar con cartas o con email, etc.  Pero creo que la batalla la tengo perdida y por redes sociales nos referiremos exclusivamente a las aplicaciones en Internet que pretenden mediarlas, aunque la gente sea conciente.

La reflexión viene a raíz de que desde la semana pasada Google pretende ser una red social.  Lo intentó adquiriendo Orkut y servicios como YouTube, Blogspot/Blogger y Picasa.  Lo intentó lanzando Buzz integrado a GMail y causando una reacción adversa en sus usuarios de email.  Ahora lo intenta nuevamente con Google+ (gúguel plus) y mi reflexión parte de lo que he visto en Google+ y conversaciones que he tenido y lo que yo esperaría que fuese una red social. Continue reading

Politiqueando a lo 2.0

¿Cuál es el papel real de los medios sociales (social media, web 2.0, o como queramos llamarle) en el acontecer político nacional? ¿Cual es su potencial? ¿Hasta donde un candidato o un promotor puede desarrollar una campaña por estos medios?

Tras mi participación tangencial en la organización de las marchas del 4 de febrero de 2008 en contra de las autodenominadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo y la forma como estas se llevaron a cabo; tras haber visto la campaña presidencial en los EE.UU. y el papel que jugaron las comunidades de internautas; es claro que algo importante hay dentro de la forma como se está desarrollando Internet y la política. Continue reading

Un año

Hace un año participé en la gran marcha en contra de las FARC y tangencialmente en su organización, y ante la crítica de algunos sectores sobre la visión limitada de esa iniciativa, mi posición es que había algo que decir, así no fuera todo lo que hubiera que decir.

Hoy recibimos este aniversario tras una serie de eventos.  Las muertes de Raúl Reyes (abatido en confusos hechos), Iván Ríos (asesinado) y Manuel Marulanda (por causas naturales) en marzo.  El rescate de 4 rehenes civiles y 11 uniformados en la Operación Jaque, incluyendo la así llamada joya de la corona: Íngrid Betancourt.  Deserciones como la de Karina primero, y luego las de cuidadores de reenes que le garantizaron la libertad a Óscar Tulio Lizcano, entre otros.  Hay muchos signos que apuntan a un debilitamiento de la guerrilla. Continue reading

Social networking

What does web-based social networking means for you?

Every one of us live in a social network composed by family, friends, neighbors, classmates, coworkers, people you meet every day in the street, store attendants, business partners, people in the media that we either admire or loath, and, if we are celebrities ourselves, the people that admire, support, or follow us. We might have joined a club, or a school play, meeting people who share an interest and who otherwise we might not have met. People that come in and out in our lives but that leave a strong impression, people we met by chance or by mistake but with who we connect. People we probably never met physically, but to who we pen-pal, meet at bbs, Usenet, or web forums, or just chat. Continue reading

Nuestras caras en el Libro de Caras

Estaba pensando si escribir sobre un tema serio de filosofía política o de actualidad nacional, sobre un tema más personal, o sobre un tema frívolo.  Hoy ganó el tema frívolo: mis amigas que en el Facebook no tienen en su perfil una foto propia sino la de sus hijos.  (Bueno, amigas y amigos.)

Quienes me conocen a fondo saben que puedo llegar a ser bastante quisquilloso a veces, con cosas triviales sobre como las cosas deberían ser.  Personalmente creo que la foto del perfil debe ser una foto identificable de la persona, no una foto de la mascota, ni del marido (o la marida), ni caricaturas, ni un afiche promocional de la empresa, ni paisajes, ni grupos, etc. sino una foto de la persona.  La principal razón de la foto es que podamos reconocer a nuestros amigos cuando los buscamos o cuando publican historias en el Facebook.  Facebook significa, precisamente, libro de caras. Continue reading

Estrenando blog

Una de las ideas de adquirir un dominio en Internet es para usarlo.

La principal razón por la que adquirí Chlewey.net fue para experimentar programando para Facebook, así como recuperar el sitio web personal que alguna vez tuve. Lástima que no pude recuperar mi antiguo dominio de Chlewey.org, pues algún traficante de dominios (un ciberokupa o cybersquatter) decidió quedarse con él para distribuir publicidad dudosa. Continue reading

Odio a tanto odio

Odiamos a los motociclistas y a los taxistas. Odiamos a Victor Hugo Aristizabal y a Gustavo Petro, y al gobierno de Uribe. Odiamos a los toreros y a quienes no logran comprender que los animalitos también sufren. Nos da rabia, nos emputa… en fin.

En Facebook hay más de 500 grupos con la frase “odio a”. Una buena proporción de los mismos son grupos colombianos. ¿Por qué tanto odio? ¿por qué tanto empute?

Hace varios años descubrí en internet los grupos de discusión y desde hace cerca de ocho años empecé a participar activamente en soc.culture.colombia así como en otros foros en Usenet. Continue reading

No me envíen invitaciones a causas por los derechos de los animales

Describiré la muerte del animal: primero sufre una serie de punzadas con púas de 6 cm de largo que desgarran la piel y del cual se cuelgan varias cargas de más de 100 kg c/u. Cuando el animal no puede arrastrar más tales cargas, por medio de unas tenazas se le ejerce presión en el cuello hasta asfixiarlo. Esta no es la descripción de una práctica de toreo sádico, sino la forma como un búfalo muere ante un ataque de una manada de leones. Ante esto las banderillas y la espada son una forma bastante humana de morir.

¿Por qué como seres humanos debemos tener con la naturaleza consideraciones que la naturaleza no tiene con ella misma? Continue reading

Placeres culposos y vicios sociales

Lo confieso: no fumo, no bebo, pero soy un adicto a Facebook.

Llevo más de doce años metido en Internet y a lo largo de todo este tiempo he pasado por distintos vicios. En algún momento me encarreté con las listas de correo y con Usenet. El último par de años se los he dedicado a la Wikipedia. Durante este tiempo Internet y sus servicios han sido una forma de contactar personas con las que comparto algún tipo de interés común, no todos plenamente compartidos por las personas de carne y hueso con las que me relaciono en la vida diaria. Para una persona de personalidad introvertida como yo, al mismo tiempo que me aislaba de ciertas personas, me permitían desarrollar una actividad social que nunca hubiera alcanzado por medios tradicionales. Continue reading